La guerra del Pacífico

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:08 pm

Para focalizar la discusión que planteaba Mangosta15 y wuriburu, podemos empezar como ellos mismos indirectamente sugirió analizando los antecedentes inmediatos al conflicto.

El tratado de Chile con Bolivia de 1866: Aprueba Tratado entre Chile y Bolivia, relativo a límites. (Página del Texto en PDF. Tamaño: 258Kb.)
Descargar desde aquí


El tratado con Bolivia de 1873: Aprueba Convenio ajustado con el Gobierno de Bolivia, para dar cumplimiento al tratado de límites del 10 de Agosto de 1866. (Página del Texto en PDF. Tamaño: 163Kb.)
Descargar desde aquí


Fuente: Tratados Internacional firmados por Chile

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:08 pm

lo saco de otro foro, pero me parecio interesante discutirlo.

"Perú se vio involucrado en la Guerra del Pacífico legalmente por el Tratado de Alianza de 1873 con Bolivia. La naturaleza del Tratado era netamente defensiva, pues la ambición chilena sobre el territorio boliviano de Antofagasta era anterior a éste. Está registrado que Chile más de una vez propuso a Bolivia "repartirse el sur peruano a cambio de Antofagasta", de manera de "compensar" a Bolivia por sus costas. La tesis oficial chilena dice que los peruanos somos unos pérfidos por aliarnos con los bolivianos a sus espaldas, lo cierto es que la esencia de la guerra fue la ambición chilena sobre los territorios de Antofagasta y Tarapacá o como dijo un diputado chileno: "la causa de la guerra es la poseción para Chile de Tarapacá como fuente de riqueza y de Arica como puerto avanzado en el Pacífico". Chile arguye que lo único que hizo fue enfrentarse a una alianza que lo agredía, sin embargo, no hay mayor contrasentido que el ambicioso sea el que se defienda, ya que Perú no deseaba nada de Chile ni éste podía otorgarlo. Desde después de la primera Guerra del Pacífico contra España, Chile se armó para la conquista de los territorios bolivianos en un primer momento, pero al intervenir Perú ante las provocaciones chilenas, Chile decide la compra de blindados más potentes y veloces que el Huáscar peruano, pues tenían claro que si querían algo de Bolivia el pleito sería con el Perú (los altiplánicos no contaban con poder naval y eran los más débiles de la escena). El pretexto de Chile para la guerra fue la violación por parte de Bolivia del Tratado que protegía los intereses comerciales anglo-chilenos. Chile planificó la guerra como un raíd militar de 6 meses, demorándose 4 años que fue el tiempo que se dedicaron los chilenos en buscar a Cáceres dejando desguarnecidos un millón de km2 en Patagonia. Shocked "

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:08 pm

preguntas para el experto chileno coforista:
1) cuesta tanto admitir el rol de agresor militar de Chile en la campaña? O solo porque ganaron muy bien todo se justifica. Si chile hubiese perdido la guerra todos los chilenos estarian hoy criticando el ataque a Antofagasta
2) Es cierto que Peru ya habia "nacionalizado" sus extractoras de guano de capital chileno britanico?
3) hubo expulsion de chilenos en los territorios peruano-bolivianos
4) Pampa de germania fue una masacre en la que se mato a toda tropa aliada que se rindió?

gracias por tu tiempo

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:08 pm

SiberianSky escribió:lo saco de otro foro, pero me parecio interesante discutirlo.

"Perú se vio involucrado en la Guerra del Pacífico legalmente por el Tratado de Alianza de 1873 con Bolivia. La naturaleza del Tratado era netamente defensiva, pues la ambición chilena sobre el territorio boliviano de Antofagasta era anterior a éste. Está registrado que Chile más de una vez propuso a Bolivia "repartirse el sur peruano a cambio de Antofagasta", de manera de "compensar" a Bolivia por sus costas. La tesis oficial chilena dice que los peruanos somos unos pérfidos por aliarnos con los bolivianos a sus espaldas, lo cierto es que la esencia de la guerra fue la ambición chilena sobre los territorios de Antofagasta y Tarapacá o como dijo un diputado chileno: "la causa de la guerra es la poseción para Chile de Tarapacá como fuente de riqueza y de Arica como puerto avanzado en el Pacífico". Chile arguye que lo único que hizo fue enfrentarse a una alianza que lo agredía, sin embargo, no hay mayor contrasentido que el ambicioso sea el que se defienda, ya que Perú no deseaba nada de Chile ni éste podía otorgarlo. Desde después de la primera Guerra del Pacífico contra España, Chile se armó para la conquista de los territorios bolivianos en un primer momento, pero al intervenir Perú ante las provocaciones chilenas, Chile decide la compra de blindados más potentes y veloces que el Huáscar peruano, pues tenían claro que si querían algo de Bolivia el pleito sería con el Perú (los altiplánicos no contaban con poder naval y eran los más débiles de la escena). El pretexto de Chile para la guerra fue la violación por parte de Bolivia del Tratado que protegía los intereses comerciales anglo-chilenos. Chile planificó la guerra como un raíd militar de 6 meses, demorándose 4 años que fue el tiempo que se dedicaron los chilenos en buscar a Cáceres dejando desguarnecidos un millón de km2 en Patagonia. Shocked "

Hola SiberianSky la verdad no me recuerdo donde fue que leí estos párrafos, dada la naturaleza del mismo escrito con el hígado y sin fuentes deduzco que obedece mas a una opinión personal que un texto histórico, no hice caso alguno en es entonces, pero ahora me pronunciare con ciertas cosas.

El tratado Defensivo Entre Bolivia y Perú de 1873 establecía en su articulo 3 lo siguiente:

“Reconociendo ambas partes contratantes que todo acto legítimo de alianza se basa en la justicia, se establece para cada una de ellas, respectivamente, el derecho de decidir si la ofensa recibida por la otra, está comprendida entre las designadas en el artículo anterior”

Perú tenia las herramientas legales para no mezclarse en el conflicto, si lo hizo estaba totalmente conciente de las consecuencias que puede acarrear el pederla.

Sobre lo del registro de que Chile propuso a Bolivia dejarle una fracción de territorio peruano es cierta, pero el punto de decirlo en los términos de párrafo se presta para malas interpretaciones, Chile ofreció esto en momentos que la guerra estaba declarada y nunca antes de ella, los territorios ofrecido eran Tacna y Arica, Jorge Basadre indica que fue desde antes pero no presenta ninguna prueba de sello. Las negociaciones se hicieron con emisarios enviado a Daza, este nunca acepto la propuesta como un agradecimiento por la ayuda prestada por Perú, ahora avancemos un poco mas, en momentos que se llevaban a cabo las negociaciones para firmar una tregua con Bolivia en 1884 esta solicito para si los territorios de Tacna y Arica, flor de aliado del Perú, recuerda que desde mayo de 1881 Bolivia se había retirado de la guerra.

Eso de la planificación de la guerra que duraría 4 meses simplemente pido pruebas, nunca se han dado ni siquiera por los grandes sostenedores de esas tesis fantasistas.

Se dice que la guerra fue promovida por lo intereses oligarcas chilenos y otros epítetos parecidos, pero lo que nunca se dice que los intereses en los minerales de Huanchaca y Corocoro mas que duplicaban a los de la Compañía de Salitres de Antofagasta (7.025.000 pesos contra los 2.500.000 de la ultima, Chile y Perú la Historia que nos Une y nos Separa, editorial Universitaria, Santiago 2002, Pág. 136-136)

Un abrazo

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:09 pm

Hola wuriburu

1) cuesta tanto admitir el rol de agresor militar de Chile en la campaña?

Nunca lo he negado, pero en ese entonces las cosas no se ven como ahora, no trates de trasuntar la mirada del siglo XX y XXI, con como se desarrollaban las cosas en el siglo XIX.

O solo porque ganaron muy bien todo se justifica. Si chile hubiese perdido la guerra todos los chilenos estarian hoy criticando el ataque a Antofagasta

Me abstendré de pronunciarme por dos motivos:

1. No me gusta especular
2. Noto un cierto tendencionismo en todo el punto N° 1

2) Es cierto que Peru ya habia "nacionalizado" sus extractoras de guano de capital chileno britanico?

La primera parte Si el proceso comenzó en 1875, la segunda estas confundido, solo en el litoral boliviano la compañía de salitres de Antofagasta era de capitales chileno-britanicos, en el Perú los capitales chilenos eran un minoría, la mayor parte de la explotación del Salitre estaba en manos de firmas europeas.

3) hubo expulsion de chilenos en los territorios peruano-bolivianos

Sip, gran parte de los expulsados del Perú llenaron las plazas del ejercito (regimientos 3° de linea, Lautaro, etc.).

En Bolivia hubo expropiaciones a la varias empresas, me refiero a inversiones que se encontraban en el interior no en el litoral, Compañía Minera Huancaca, Corocoro, y Banco de propiedad de Lorenzo Claro.

4) Pampa de germania fue una masacre en la que se mato a toda tropa aliada que se rindió?

Los choques de caballería son furiosos, el ruido, la adrenalina, el polvo circundante hace muy difícil ver si alguien se rinde o no, en ese instante es bien difícil saberlo, posterior del choque se produjo la dispersión de los aliados y su persecución, esta demoro hasta la madrugada lo mas probable que en ella hayan existido episodios de esos.

Un abrazo

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:09 pm

Todo bien, Mangusta. Chile hizo lo que tuvo que hacer. En esa epoca no existia ni La Haya ni la OTAN ni CNN. Supongo que mas por temor que otra cosa se cometieron los crimenes de guerra 8hoy los calificamos asi) que se cometieron. Se me ocurre igual: Chile le saco la salida al mar a Bolivia para nunca tener que enfrentar en el futuro a dos armadas, que opinas?

Feliz Navidad!

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:09 pm

Todo bien, Mangusta. Chile hizo lo que tuvo que hacer. En esa epoca no existia ni La Haya ni la OTAN ni CNN.

Ni la BBC Laughing Laughing

Supongo que mas por temor que otra cosa se cometieron los crimenes de guerra 8hoy los calificamos asi) que se cometieron.

No hay ninguna guerra en que no se hayan cometidos ese tipo de crímenes, hace mucho tiempo leí unas crónicas que en la batalla de Pisagua los heridos aliados que quedaron en el campo después atacaron a los soldados chilenos por la espalda, de ahí que en el futuro los soldados justificaban esos actos, ahora pensándolo fríamente no es descabellado pensar si uno de nosotros esta herido si aun puedes usar un arma no dejaras de usarla si la ocasión te es propicia.

Se me ocurre igual: Chile le saco la salida al mar a Bolivia para nunca tener que enfrentar en el futuro a dos armadas, que opinas?

No para nada, en lo personal pienso que en general Bolivia nunca pudo haber sostenido una escuadra, ya sea por aspectos económicos como de visión político estratégica.

Saludos

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:09 pm

Mangosta15 escribió:
Se me ocurre igual: Chile le saco la salida al mar a Bolivia para nunca tener que enfrentar en el futuro a dos armadas, que opinas?

No para nada, en lo personal pienso que en general Bolivia nunca pudo haber sostenido una escuadra, ya sea por aspectos económicos como de visión político estratégica.

Saludos


wuriburu plantea algo interesante... Pero, volvemos a la carga otra vez. El proceso de desarrollo de una visión político estratégica es algo más bien evolutivo. Viene con el tiempo. Imaginate que la crisis de 1879 no hubiese derivado en una intervención armada en Antofagasta pero si en una crisis seria politico-militar. Yo no dudaria que para 1880 Bolivia hubiese empezado a encargar a los astilleros europeos minimamente algunos monitores o torpederas. No es malo el razonamiento. Si bien tal vez Daza no tenia una vision pro-maritima, eso no quiere decir que sus sucesores no la vayan a tener. Si hubiese sido asi, para 1890 y pico, cuando finalizara el tratado de 1874 (era por 25 años, no?), Chile tal vez hubiese tenido enfrente a dos armadas, y no solo a una.

Un abrazo y Felices Fiestas!

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:10 pm

Hola Esteban

wuriburu plantea algo interesante... Pero, volvemos a la carga otra vez. El proceso de desarrollo de una visión político estratégica es algo más bien evolutivo. Viene con el tiempo. Imaginate que la crisis de 1879 no hubiese derivado en una intervención armada en Antofagasta pero si en una crisis seria politico-militar. Yo no dudaria que para 1880 Bolivia hubiese empezado a encargar a los astilleros europeos minimamente algunos monitores o torpederas.

Hay un libro llamado “Guano Maldito”, es mas bien una novela histórica, el autor proporciona un listado bibliográfico, en ella indica que durante la presidencia de Acha, se comisiono a Aramayo para conseguir un préstamo en Inglaterra, a costa del Guano de Mejillones, con el cual se comprarían dos monitores que serían tripulados por marinos ingleses, esto finalmente no se concreto producto de la rebelión que dio con Melgarejo al poder.

El problema es que lo anterior solo lo he leído en ese libro pero en ninguno de historia, por lo menos ahí hay un dato, que pienso, se debe investigar algo.

No es malo el razonamiento. Si bien tal vez Daza no tenia una vision pro-maritima, eso no quiere decir que sus sucesores no la vayan a tener.

Hasta ese momento Bolivia no tuvo visión marítima, poseer uno que otro buque, que pronto fueron olvidados, no representa una visión marítima, solo contingente, que rápidamente se le olvido al otro gobierno de turno, la “Visión marítima Actual” se debe mas bien a un interés emanado de su condición mediterránea, que a una visión historica.

Si hubiese sido asi, para 1890 y pico, cuando finalizara el tratado de 1874 (era por 25 años, no?), Chile tal vez hubiese tenido enfrente a dos armadas, y no solo a una.

Si el acuerdo era por 25 años.

Tu planteamiento se da en un contexto muy distinto del que estipula wuriburu, el hace referencia a una situación con guerra, tu a una sin guerra.

Siguiendo el planteamiento de wuriburu, si como consecuencia de la guerra a Bolivia se le hubiese dado el territorio de Arica, Chile no hubiese tenido nada que temer de la amenaza de esas “dos escuadras”, Perú recién en 1960 pudo igualar y/o superar a Chile en armamento naval, la escuadra de este ultimo país solo servían para mantener a raya a sus vecinos del norte pero no a Chile e insisto Bolivia no hubiese tenido los medios para mantener una escuadra.

Pienso en realidad que estos párrafos de la discusión se encuentran en un terreno en sumo especulativo de una situación que no sucedió, centrémoslos mejor en el tema que nos reúne, especular da para mucho y en lo personal no me gusta.

Un Abrazo

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:11 pm

Jack_Earthquake escribió:Che, Mangosta, que posibilidad tenes de comprarnos libros en Chile y mandarnoslo por correo?

saludos

Ningún problema, el unico asunto es que los libros en Chile no son muy baratos que digamos, en realidad un poco caros.

Saludos

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:11 pm

Esteban McLaren escribió:A que llamas caro, estimado Mangosta?

20, 30, 50 dolares?

un abrazo

En este minuto los libros que se encuentran a la venta son:

Héroes Del Silencio Los Veteranos De La Guerra Del Pacífico, Carlos Mendez Notari: 9.000 (US$ 17)
Presencia De la Mujer Chilena En La Guerra Del Pacífico, Paz Mira Larrain: 9.900 (US$ 19)
Resumen de la Guerra del Pacifico, Oscar Pinochet De La Barra: 11.600 (US$ 22)
Testimonios De La Guerra Del Pacifico, Oscar Pinochet De La Barra: 11.600 (US$ 22)
Anécdotas De La Guerra Del Pacifico, Ángel Soto: 9.000 (US$ 17), este ultimo esta recientemente editado no lo he visto.

Ninguno de ellos les servirá para entender lo que fue el conflicto, corresponden a estudio específicos, a excepción de Resumen de la Guerra del Pacifico, Oscar Pinochet De La Barra, que corresponde al resumen del libro La Guerra del Pacifico de Gonzalo Bulnes, es un resumen muy resumido (valga la redundancia), puesto que la obra original posee algo así como 2.000 paginas.

Los libros claves sobre esta guerra que son básicamente 3:

1. La Guerra del Pacifico de Gonzalo Bulnes (3 tomos);
2. Historia Militar de la Guerra del Pacífico entre Chile, Perú y Bolivia 1879 -1883 de Wilhelm Ekdahl (3 tomos); y
3. Las cuatro Campaña de la Guerra del Pacifico de Francisco Machuca (4 tomos).

El de Bulnes fue el primer estudio acabado sobre la guerra que se escribió en Chile abarca desde la trama politica hasta el fin de la guerra y los tratados de paz, la versión original la pueden descargar en estos enlaces:

Tomo I [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Tomo II [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Tomo III [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Conseguirlo usado cuesta alrededor de unos US$ 300.

El 2. corresponde a un estudio militar de la Guerra, realizado por el Coronel Ekdahl que fue un militar sueco que trabajo en Chile a principios del siglo pasado con el objetivo de usarlo como material de enseñanza en los cadetes, el fue profesor de la academia de guerra, usa a Bulnes como fuente principal y abarca solo hasta la Campaña de Lima, usado es difícil encontrarlo y por no menos de US$ 500

El 3. muchos lo consideran el mejor libro, fue escrito por un ex soldado de la guerra que perteneció al Batallón Coquimbo, fue el ultimo libro completo como esta que se publico por 1927 mas o menos. Usado se puede encontrar con alguna dificultad pero porno menos de US$ 500.

El primero se edito en 1911, 1950, 1979 y 2000
El segundo 1917 y 2000
El tercero 1927 y 2000

Las ediciones del 2000 corresponden a la Editorial Andujar, lamentablemente la calidad deja mucho que desear hay serios recortes en los textos, no presenta ningún mapa y los empastes son pésimos.

Saludos

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:12 pm

Jack_Earthquake escribió:y quien vendria a ser el escritor chileno mas controvertido respecto a escribir la historia de la guerra de la Pacifico. Me refiero, tanto de izquierda como de derecha.

salds.

Controvertidos no se si llamarlos así, en general los historiadores de izquierda, de todas partes del mundo, simplifican las causas de las guerras a una cuestión puramente económica propiciadas por el Capital (Ingles en ese entonces), si bien muchas guerras poseen como causas cuestiones económicas, limitar su origen solo esto es poseer una visión simplista de los procesos, todo conflicto posee un génesis que se arrastra de mucho tiempo.

Luis Vitale en su Interpretación marxista de Chile indican que los ingleses urdieron tramas políticas en Chile y Perú para que se desencadenase el conflicto, a fin de quedarse ellos con las riquezas, si bien al final empresarios de dicho país se quedaron con los yacimiento esa situación se dio por otro hecho, que tienen su origen en los Bonos que emitió Perú.

Como veras hay textos que dicen que Chile fue esclavo del capital ingles y otros que dicen que los países beligerantes lo fueron, el factor común de ellos es claro y el análisis histórico es pobre, el problema es que tratan de probar sus dichos mas bien con tendencias que con fuentes.

En general los textos realizados por izquierdistas no poseen mucho crédito en Chile, salvo en sus congéneres partidistas.

De derecha no te podría decir mucho, desconozco si Gonzalo Bulnes, Francisco Machuca, poseían tendencias políticas partidarias, Benjamín Vicuña Mackenna era político pero sus escritos son mas bien de corte cronista-patriotero que de historiador, Barros Arana era Liberal pero su pluma no se encuentran cuestiones de tendencia política.

Saludos

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:12 pm

Que tal señores, luego de un nuevo receso subo dos imagenes.

Krupp campaña 78,5

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Whitworth de 32 libras, correspondiente a uno de los 4 de la Corveta Esmeralda, notese que el anima de la pieza era hexagonal, lanzaba una granadas con forma de un pepino.

Como comentario la mayoría (sino todas), las piezas de los blindados brasileños era de esta marca.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Saludos

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:13 pm

Otros hechos de la Guerra...


La verdad sobre el saqueo

lunes, 24 de abril de 2006

REVELA UN DIARIO CHILENO
• La investigación de un periodista del matutino Diario Siete ha permitido reconstruir una historia que hasta ayer permanecía oculta para la opinión pública chilena: la sustracción, en 1881, de miles de libros de la Biblioteca Nacional del Perú.


El saqueo de la Biblioteca de Lima en 1881 se ha mantenido como un secreto inconfesable de la Guerra del Pacífico, incluso ha sido negado por algunos historiadores nacionales. Diario Siete encontró la lista publicada en el Diario Oficial en esas fechas, donde se individualizan 10 mil volúmenes que en su mayoría ingresaron a la Biblioteca Nacional. Tras dos años de negociaciones secretas entre los gobiernos de Chile y Perú, la devolución de parte de este botín de guerra parece inminente.

Marcelo Mendoza.
Diario Siete.


A días de iniciada la ocupación chilena de la capital peruana, el 17 de enero de 1881, el coronel Pedro Lagos eligió como cuartel de su batallón el palacio de la Biblioteca de Lima, sin saber que atesoraba la más valiosa colección bibliográfica de Latinoamérica (entre 35 mil y 50 mil volúmenes). Tardó un mes en reparar en ese detalle y le pidió a Manuel de Odriozola, su bibliotecario, que le enseñara aquel tesoro. Exigió las llaves de la bóveda en donde se guardaban los libros y lo que vino después fue la expoliación: un saqueo ordenado y diligente, metódicamente militar. A favor del coronel Lagos se debe inferir que la orden vino del gobierno central.

Dos meses después, en una carta a míster Christiancy, embajador de Estados Unidos en Perú, Odriozola, relató lo ocurrido. Trató el hecho de un "crimen de lesa civilización cometido por la autoridad chilena en Lima", agregando: "Apropiarse de bibliotecas, archivos, gabinetes de física y anatómicos, obras de arte, instrumentos o aparatos científicos, y de todo aquello que es indispensable para el progreso intelectual, es revestir la guerra con un carácter de barbarie ajeno a las luces del siglo, a las prácticas del beligerante honrado y a los principios universalmente acatados del derecho". Y termina: "Nadie podría recelar, sin inferir gratuito agravio al gobierno de Chile, gobierno que decanta civilización y cultura, que para él serían considerados como botín de guerra los útiles de la universidad, el gabinete anatómico de la Escuela de Medicina, los instrumentos de las escuelas de Artes y de Minas, los códices del Archivo Nacional, ni los objetos pertenecientes a otras instituciones de carácter puramente científico, literario o artístico (...) Los libros son llevados en carretas, y entiendo que se les embarca con destino a Santiago. La biblioteca, para decirlo todo, ha sido entrada a saco, como si los libros representaran material de guerra".

El historiador peruano Mariano Paz Soldán en 'Narración histórica de la guerra de Chile contra Perú y Bolivia', publicada en 1904, anota: "Desde ese momento principió el saqueo descarado de ese sagrado depósito (...) Se cargaban carros con toda clase de libros, que se llevaban a casa de los chilenos y de allí, después de escoger lo que les convenía, el resto lo vendían en el mercado al precio de 6 centavos de libra, para envolver especias y cosas por el estilo".

La lista de Domeyko

Podría pensarse que solo es la versión de los vencidos, cargada de resentimiento hacia el invasor. Sin embargo, y pese a que el incómodo tema ha sido omitido por la historiografía nacional, existe un testimonio de peso que confirma el relato peruano de los hechos. Es la versión del sabio Ignacio Domeyko, rector de la Universidad de Chile y entonces el intelectual más prominente del país.

En su libro 'Mi viaje', Domeyko se lamenta de que un decreto de Manuel García de la Huerta, ministro de Instrucción Pública del gobierno de Aníbal Pinto, le encomendara clasificar el botín arrebatado a la Biblioteca de Lima, museos y establecimientos varios de aquella capital. Califica la misión como "la más desagradable y antipática, pues me recordaba lo que habían hecho los rusos con muchas bibliotecas y colecciones de la Universidad de Vilna" y señala que habrían llegado "la mitad de los libros que, de acuerdo a informes fidedignos, poseía la ciudad de Lima". Teniendo conciencia de la aberración cometida, quiso dejar un "minucioso inventario de los objetos traídos", exigiendo que sea publicado por el gobierno "para que se viera el poco provecho que aportó al país ese robo y cuánto contribuirá para excitar animosidades entre dos naciones hermanas" (ver recuadro). Hoy, 125 años después, sus palabras ratifican la lucidez y altura moral del sabio polaco.

Escondido en hojas de letra impresa, Diario Siete encontró aquel riguroso inventario que hizo Ignacio Domeyko en colaboración con un bibliófilo tan insigne como Diego Barros Arana. Entre el lunes 22 y el miércoles 24 de agosto de 1881 el Diario Oficial de la República de Chile publicó –con el título de 'Lista de libros traídos de Perú'– un informe de 16 páginas enviado por Domeyko al ministro de Instrucción Pública con los libros y objetos de ciencia robados en Lima y hechos llegar a la Universidad de Chile. Recibió, en dos envíos de la Intendencia General del Ejército, un total de 103 grandes cajones y otros "80 bultos". Separó en cuatro grupos los objetos recibidos: el primero, de "instrumentos y aparatos para la enseñanza de la física y de la química, y una colección de muestras para química orgánica y farmacia"; el segundo, de "preparaciones anatómicas"; el tercero, de "objetos de historia natural"; y el cuarto, de libros. Además, el botín incluía una gran colección geológica de rocas. Sin duda, lo más valioso eran –según Domeyko– "los más de 10 mil volúmenes", muchos de ellos del siglo XVI y XVII, incluidas numerosas joyas bibliográficas universales.

Pese a que muchos aparatos llegaron semidestruidos, el objetivo era enriquecer el patrimonio científico-cultural del país. Debe entenderse que, producto de haber sido una gobernación pobre, a mucha distancia de la holgura del Virreinato del Perú, Chile tenía muy precarios laboratorios y bibliotecas para la formación académica e investigación. Este botín, al entregársele a la universidad, obedeció a una planificada razón de Estado. Su publicación en el Diario Oficial –algo bien sorprendente si no se supiera de la tradición archilegalista chilena– puede ser vista como una muestra de que en el momento no se pensó que aquel botín no era malhabido. Tal vez correspondió a la arrogancia propia de los vencedores, porque después de aparecido en letra de molde, el tema se convirtió en tabú, en materia de rumores soterrados y negados. Hasta hoy.

Domeyko en persona hizo el catálogo de cerca de 150 instrumentos de física y química. El catastro del material anatómico fue hecho por el profesor de patología Francisco Puelma Tupper. Y el tesoro de mayor cuantía, el bibliográfico, fue clasificado en cuatro grupos: obras de historia, literatura y estadística; obras de física, matemática, historia natural y medicina; obras de jurisprudencia; y obras de teología. Barros Arana se encargó de la exhaustiva clasificación de los dos primeros grupos, los de mayor valor, catalogando 1.105 obras (cifra que se multiplica porque la mayoría de las obras tienen varios volúmenes; por ejemplo, Histoire de l’Academie tenía 100 volúmenes) y 222 manuscritos de "historia, literatura y ciencias". También es significativa la cantidad de libros de derecho y teología.

Los días posteriores a esta publicación, el ministro de Instrucción Pública definió el destino final del botín: los aparatos de física y química al Laboratorio de la Universidad de Chile; los anatómicos a su Museo de Anatomía; los objetos de historia natural al Museo Nacional; los libros de viajes a la Oficina Hidrográfica; los de meteorología a la Oficina Meteorológica; y "todos los libros restantes, incluso los de teología, a la Biblioteca Nacional". Desde entonces, se ignora el estado de situación del arsenal bibliográfico arrebatado. Pero es un hecho que varios de los libros más valiosos permanecen en la Sala Medina, el Fondo General y la bóveda de la principal biblioteca del país.

Los volúmenes del Compendio de las crónicas, de Garibay (de 1628), de la Biblioteca clásica latina, de Lamaire (151 volúmenes), del rarísimo libro Teatro del mundo i del tiempo, de Giovanni Galluci (de 1611), o un Diccionario español-latino, de Nebrija, están en la Biblioteca Nacional. Así como extraordinarias colecciones de atlas y libros de viajes de los siglos XVI, XVII y XVIII, incluidos en la lista de Domeyko.

El historiador Claudio Rolle recuerda que para una muestra bibliográfica de 1989, en homenaje al bicentenario de la Revolución Francesa, en la que él participó, tuvieron problemas al exhibir volúmenes de la gran Encyclopédie de Diderot y d’Alembert, porque en su interior había timbres de la Biblioteca de Lima.

–Al final se mostraron ejemplares abiertos, en páginas donde no había timbre alguno –confidencia.

La devolución de los saludos

"Solo tenemos que devolver saludos al Perú", dijo el historiador Sergio Villalobos, justo hace un año, cuando una periodista le preguntó qué quedaba por entregarles a los peruanos de todo el botín sustraído en la Guerra del Pacífico. De un tiempo a esta parte, el Premio Nacional de Historia tiene opiniones poco contemporizadoras en muchos temas. Pero igual extraña su punto de vista, alineado a las voces más conservadoras del país, toda vez que él fue director de la Dibam, la institución responsable del tesoro bibliográfico de la Biblioteca Nacional, y como tal debió saber que numerosos libros de valor se guardan en bóveda porque poseen un timbre que reza: "Biblioteca de Lima".

Para quienes han hecho investigaciones en nuestra biblioteca esto no es misterio. De forma soterrada, siempre se ha sabido que libros de la rica colección que allí se atesora –una de las tres más importantes del mundo en obras de y sobre América– provinieron del Perú como botín de guerra. Pero tampoco puede negarse que el grueso de nuestro tesoro bibliográfico es la extraordinaria colección de José Toribio Medina, agregándose a ello la biblioteca legada por Diego Barros Arana.

Aún persisten políticos e historiadores que consideran casi como un "gaje del oficio de guerra" el saqueo y robo de las pertenencias enemigas o que, en su defecto, estiman que hubo "un saqueo menor"; incluso que muchos libros fueron devueltos y, si quedaran, estarían en manos particulares porque habrían sido vendidos en el mercado negro por peruanos cuando Lima era regentada por el almirante chileno Patricio Lynch.

Villalobos se ubica en este último grupo. "Se tomaron algunas cosas de la biblioteca, principalmente obras de carácter religioso, que después fueron solicitadas por el gobierno peruano y devueltas por el presidente Santa María. Pero se encontró una cantidad de libros mínima", dijo, señalando que "los principales destructores de la Biblioteca Nacional de Lima han sido los limeños", para rematar así: "Creo que ya no correspondería devolución, si es que quedan textos peruanos en Chile".

En tiempos en que está muy fresco el brutal saqueo del museo y biblioteca de Bagdad, tras la ocupación estadounidense de Irak (se destruyeron y desaparecieron innumerables piezas y manuscritos de miles de años de antigüedad), resultan difíciles de justificar las razones para no reponer agravios cometidos en mala lid. Tal como lo contó Diario Siete en noviembre último, el botín chileno arrebatado en el conflicto bélico contra Perú y Bolivia no se limitó a los "trofeos de guerra", a lo conseguido en combate, como es el caso del Huáscar.

La devolución

Es probable que en los próximos meses el gobierno chileno devuelva a Perú algunos de los libros de aquel saqueo. Un rol clave en ello le ha cabido a Sergio Bitar, ex ministro de Educación. Hace dos años, a solicitud de su homólogo peruano, ayudó a crear un comité en Cancillería, especialmente abocado al tema de la "reparación de guerra" hacia el país vecino.

El miércoles de esta semana, Sinesio López, director de la Biblioteca Nacional del Perú, informó que ya estaba sellado un acuerdo oficial para la devolución de libros, y se quejó de que demoraba demasiado en concretarse. El ministro peruano de Educación, Javier Sota Nadal, ratificó lo dicho. "Hasta ahora hemos recibido señales positivas y ojalá esto se concrete –dijo–. Yo conversé con Sergio Bitar sobre el tema y en las conversaciones, que obviamente no puedo revelar, he encontrado aproximación".

Los gobiernos de Lagos y Toledo dialogaron para conseguir la devolución, no solo de libros, sino también de otros objetos patrimoniales que las tropas chilenas arrebataron en Lima. En esta tarea tuvo un rol de mediación Esteban Silva, ex asesor chileno de Alejandro Toledo y militante del PS. Los peruanos esperaban que este 27 de marzo, para la inauguración del moderno edificio de la Biblioteca Nacional del Perú, ocurriera el mentado gesto, pero no fue así. En su momento, el Presidente Frei ya había entregado 50 documentos peruanos que se conservaban en nuestro Archivo Nacional. Pero los peruanos nunca supieron qué libros ni qué cantidad exacta salieron en carretillas de la bóveda que cobijaba su tesoro bibliográfico. Ahora, al divulgar Diario Siete la lista de Domeyko, recién se empieza a conocer la verdad histórica del saqueo bibliográfico de Lima.

Michelle Bachelet, estando en campaña, prometió concretar los gestos de reparación hacia Perú. De hecho, como ministra de Defensa, mantuvo excelentes relaciones con el mundo militar peruano. Pero es un tema sensible y cada vez que se plantea un cúmulo de voces aparecen oponiéndose, como de hecho lo hicieron un par de diputados de la derecha. Igual, las cosas parecen haber cambiado. Y mucho: Jorge Arancibia –el ex comandante en jefe de la Armada, y hoy senador de la UDI– anunció su disposición a efectuar devoluciones a Perú del botín de guerra del Pacífico. "(Estoy) llano a traspasar documentos históricos u otros elementos que signifiquen un gesto de buena voluntad. Me parece perfectamente bien", dijo.

El ex ministro Bitar ratifica a Diario Siete las informaciones de Perú:

–Con mi amigo Sota Nadal conversamos el tema y vimos las condiciones que debían darse para la devolución de libros –cuenta–. Se formó una comisión de expertos para analizar los libros peruanos que se conservan en la Biblioteca Nacional y me parece que son más de 500. Lo importante es dar un paso. Perú puso un busto de O’Higgins en su Panteón de los Próceres. Tras la Guerra del Pacífico, era el único prócer ausente.

En todo caso, la decisión de devolver parte de aquellos 10 mil volúmenes expoliados de la Biblioteca de Lima en 1881 es un asunto de Estado. Y como tal solo una persona decidirá cuándo se realiza: la Presidenta Bachelet. Es probable que, al difundirse hoy el informe del acucioso rector Domeyko, se apuren las cosas.

Algunas joyas

Los siguientes son algunos libros valiosos consignados por Ignacio Domeyko en su inventario de 1881. (No hay certeza de que todas estas obras permanezcan en la Biblioteca Nacional).

Jasonis, Conciliarum (1534)
Golius, Lexicon arabicum latinum (Leiden, 1653)
Los triunfos de Petrarca (1555)
Crónica de don Juan Segundo ("edición gótica de 1543 mandada a imprimir por Carlos V")
Histoire general de voyages (1747) (17 volúmenes)
Juan González de Mendoza, Historia de China (Amberes, 1596)
Plutarco, Obras (1551)
Padre Madariaga, Del Senado i de su Príncipe (1555)
Cronica del Rei don Rodrigo (1549, "edición gótica de Toledo")
Diderot y D’Alembert, Encyclopedie del XVIII (35 tomos)
Pimentel, Arte de navegar (en portugués)
Toldrá, Justificación histórica de la venida del apóstol Santiago a España
Lipenu, Bibliotheca philosophica (1682)
Arte de verificar las fechas (incompleta)
Garibay, Compendio de las crónicas... (1628)
Antonio de Herrera, Agricultura jeneral (1790)
Aimondi, Cronicon Francorum (París, 1603)
Artes de la Inquisición española
Juan de Mena, Las Trescientas
Biblioteca clásica latina (151 volúmenes)
Giovanni Galluci, Teatro del mundo i del tiempo (1611)
Garcilaso de la Vega, Historia General del Perú (Córdoba, 1617)
Imperatum Romanorum (Zúrich, 1559, "notables los grabados y la edición")
D’Orbigny, Dictionaire d’histoire naturalle (París, 1861, 11 volúmenes)
Cédulas Reales (1563)
Annales d'ygiene publique (80 volúmenes)
Fray Luis de León, Cartas pastorales
Biblia latina (1550)


Link a la nota

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:13 pm

Supongo que se trata de este documental:

Epopeya
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Nota de televisión peruana sobre la suspensión del documental
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Creo aqui se presenta bastante información al respecto.

un abrazo

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:14 pm

Esteban McLaren escribió:
¿Era tal vez ofensivo el documental?

En realidad, Esteban, hoy por hoy cualquier cosa es ofensiva para el Perú.

Hoy mismo el Ministro de Defensa del Perú reiteró, a título personal (según dijo), un pedido para que Chile suspenda los ejercicios que va a desarrollar con las fuerzas aéreas de USA, Francia, Brasil y Argentina, porque son "ofensivos para el Perú".

By the way, respecto de las causas de la Guerra, vale la pena, a mi juicio, observar el derrotero previo. A saber, muchos en este foro hablan del despojo que sufrió Bolivia a manos de Chile... por ejemplo.

El único despojado fue el Perú, que perdió Arica e Iquique. Lo de Bolivia forma parte de las causas de la guerra: Chile hace una cesión condicionada de Antofagasta y el litoral a Bolivia. Bolivia rompe el acuerdo, y se desata la guerra. No hay que ser brujo para inferir que Bolivia rompió el acuerdo para provocar la guerra (amparada en el tratado secreto con Perú), apostando a ganador... Perú no se bajó a tiempo, en parte por honrar su alianza y en parte por apostar a la hegemonía en el Pacífico. (También a ganador).

Para saber más: Bolivia es un país inventado el año 1825. 15 años después de la primera junta chilena y 8 años después de la independencia de Chile. En ese momento, las fronteras de Chile (y de Sudamérica en general) se establecieron en virtud del Usi Possidetis (se conservan las fronteras que habían antes de la independencia).

Pues bien: Chile limitaba al Norte con Perú, y su frontera era el río Loa. Nadie invitó a Bolivia a la fiesta porque... no existía.

Para no aburrir.. si les interesa les puedo contar más.

Saludos.

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:14 pm

El Paredón de la Resistencia,
Una Cruz para no olvidar

Por Rómulo Rubatto Suárez

Cuando por culposo olvido o aparente ignorancia se pretende sepultar los testimonios de nuestra historia, quienes lo intentan cometen un delito de lesa Patria. Por que atentar contra la tradición y la identidad nacional es únicamente eso, delinquir contra la Patria misma.

Nosotros, los que por suerte vivimos con el pasado presente en la memoria, nos rebelamos cuando esto sucede, por que aun sentimos en los oídos el estruendo de los cañones de la COVADONGA bombardeando ciudades inermes...

el traqueteo de la fusilería de esa misma nave masacrando a los náufragos de la INDEPENDENCIA...
el silencio impotente del soldado herido, rematado por los autores del inhumano "Repase" en Tacna y Arica...

el quejido angustioso de mujeres violadas mientras crepitaban sus casas incendiadas en Chorrillos...

el rechazo de los defensores de Lima al contubernio ruin, del alcalde y sus "hermanos" con el invasor, para entregar Lima, concertado en la tenida de Lurín..

la injuria de los cincuenta años de cautiverio de Tacna que se inicia después del primer "repase"...

o el significado de una Cruz de madera que cruje aún ante el ruido de las descargas de los fusiles invasores ejecutando patriotas en la Plazuela de "La Salud", cerca, a tan sólo quinientos metros de la Universidad de San Marcos, convertida por Pedro Lagos en Cuartel de su División, según se acota en un epígrafe a la "Narración Histórica de la Guerra de Chile contra el Perú y Bolivia" de Mariano Felipe Paz Soldán Tercer Tomo página 103, Editorial Milla Batres 1979.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

La Plazuela de la Salud era y es, un triángulo rectángulo de tierra descuidada, situado en la novena cuadra de la avenida Wilson, intersección de las calles "Callejón Largo de la Recoleta" con "La Salud", que desembocan en la "La Colmena", arterias que hoy responden, en el catastro ciudadano, a nombres que me resisto a mencionar con respeto.

El arrinconado y venido a menos parquesito a que nos referimos no se resigna a desaparecer, se debate en una injusta agonía, sirviendo al lumpem urbano como letrina de ebrios madrugadores, mercado de drogas al menudeo, cuartel de pirañas y prostíbulo vespertino, sin que las autoridades municipales hagan algo por impedirlo. Seguramente nuestras autoridades ediles ignoran o quieren ignorar lo que la tradición oral había hecho conocer a los vecinos de Lima.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Contaban nuestros mayores que donde se levanta el edificio de la "Fenix Peruana" frente a la Plazuela de "La Salud", hoy "Plaza Elguera", existía una enorme pared medianera con las casas de la calle "Mono pinta", última cuadra del jirón "Cailloma", pared que fue convertida en cadalso regular por Patricio Lynch Zaldívar, desde los primeros días de la ocupación.

Coherente con esta información, otro epígrafe a la obra de Mariano Felipe Paz Soldán antes citada, dice en la página 108 del mismo Tomo: "...Lynch impuso un Tribunal Militar de Justicia, que llegó al escarnio de condenar a muerte a inocentes peruanos que defendían su honra o por que reclamaban por los robos chilenos de sus pertenencias..." , el mismo autor califica a los miembros de estos Tribunales como " ...un conjunto de tigres, disfrazados de jueces...".

Durante años escuchamos diferentes versiones de estos hechos, coincidentes todas de una u otra forma: don Carlos Suárez Rodríguez contaba estos episodios tal como los hemos descrito añadiendo que, durante muchos años acompañó a su padre el General Belisario Suárez Vargas a rendir homenaje a los peruanos asesinados en ese lugar, signado por una pequeña Cruz de madera, colocada allí por las viudas de esos mártires. Nosotros acompañamos alguna vez a don Carlos en esta Romería.

La señorita limeña, Margarita Callirgos Merino de 84 años de edad a la fecha, recuerda haber escuchado decir a su padre, Sergio Elicer Callirgos Rendón, pequeño vecino de Lima en los años de la ocupación, que cuando niño vio, en una plazuela a las afueras de Lima, sin duda la de La Salud, una multitud expectante; se acercó al grupo y aprovechando su corta estatura, se deslizó entre las piernas del gentío hasta llegar a la primera fila, desde allí observó como un hombre, parado frente a un pelotón de soldados, gritaba "...muero por mi Patria y por no delatar a un amigo...", cayendo después herido de muerte.

En la recopilación de "Curiosidades Limeñas" publicado en 1974, don Ernesto Ascher F. rescata el caso que nos ocupa y es, hasta donde tenemos conocimiento, el primero en hacerlo público; don Ernesto, acucioso investigador, muestra la fotografía que reproducimos y sitúa la Plaza de La Salud a las afueras de Lima, basado de seguro en los escritos de don José Gálvez editados en 1945 bajo el título de "Calles de Lima y meses de año" , afirma además que en ese lugar existía una "casa de citas" convertida en centro de operaciones de los peruanos que se resistían a la ocupación enemiga.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Desgraciadamente todas estas informaciones adolecían de fuente documental, vale decir que este capítulo de nuestra historia estaba, hasta hoy, en la categoría de "tradición oral". Por lo tanto, para los historiadores académicos, el episodio no pasaba de ser una anécdota poco probable. Lo cierto es que, pese a ello, la pequeña Cruz de madera que hasta hoy existe, fue colocada en el paredón de fusilamiento poco después de 1884, que los limeños rendían en ese lugar homenaje a sus mártires y por último, que cuando el progreso arquitectónico de "esta Lima que se va", ordenó derrumbar el inopinado patíbulo y construir en esa área un moderno edificio, los constructores respetaron la burda y conmovedora Cruz, símbolo de la Resistencia de nuestro pueblo, anatema a la crueldad del invasor, que permanece en su lugar, no con igual entorno pero incólume, enorme en su pequeñez, haciendo las veces de emblema de un Santo Oficio Patriótico que no olvida, que no puede ni debe olvidar.

Buscamos incansablemente la comprobación de estos testimonios producto de la tradición oral y un texto apropiado para retratar con exactitud aquellos sucesos, difícil tarea, Patricio Lynch Zaldívar, ejecutor de estas acciones, nos dio la solución para ambos problemas; el cobrador de los "cupos de guerra" en el Norte del Perú, el director de los saqueos e incendio de los pueblos y haciendas ribereñas de la costa peruana, dice así en sus "Primeras Memorias", publicadas en Lima en 1882, Tomo I página 251:

"... En la mañana del veinte de Julio fueron asaltados en la plazuela de la "Salud" dos soldados del Regimiento de Artillería, resultando uno de ellos muerto i el otro herido. Puesto el hecho en conocimiento de varios chilenos que se encontraban próximos al lugar indicado, fueron aprehendidos muchos vecinos y transeúntes que podían dar noticias del crimen. Después de tomadas las declaraciones, resultaron complicados cinco individuos, de los cuales los de mayor grado de culpabilidad no pudieron ser habidos. De los tres restantes se sorteó uno i fué pasado por las armas el día veinticinco en la misma plazuela de la <>... " (sic.)

Probado está que allí se fusiló a un patriota. Probado está que se le condenó en base a testimonios obviamente parciales. Es evidente que las características del lugar y su cercanía al Cuartel de las tropas de ocupación, hacían de él un ámbito apropiado para cadalso, Todo esto queda claramente establecido por el mismo Lynch que en sus "Memorias", reclama la autoría del hecho y lo hace de oficial y público conocimiento.

Pero no es del caso filosofar sobre la validez de las fuentes de la historia; reclamamos el homenaje del recuerdo, para aquellos escogidos a los que la Patria les otorgó la gracia de morir por Ella. rrs.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nota WAR BOOK:

Actualmente, la Cruz fue retirada cuando se instaló en ese edificio Aero Continente, que esperemos tome cartas en el asunto ahora que tanto apela al Nacionalismo.


Warbook (c) 18/03/2003

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:15 pm

leobass escribió: interesadis}nte llo que contas estaria mas que bien si tenes algunos enlaces para quue pueda entender mas de donde y como y POr que de Bolivia

saludos Y gacias de antemano

Hay varias cosas que ver, eso de que "invitó a Bolivia a la fiesta porque... no existía", es mas bien un sesgo.

Bolivia encierra mas o menos lo que era la Audiencia de Charcas, y como tal una entidad con mas o menos cohesión que tuvo y tiene plena libertad de constituirse en una nación, tal y como Chile que era parte del Virreinato del Perú, pero que decidió conituir una nación, y que gracias a la ayuda vuestra se pudo concretar, es de destacar que en al Alto Perú comenzo la lucha armada en sudamerica por su independencia así que esa determinación de ser una nación la materializaron antes que el resto de paises.

Bolivia tuvo su independencia gracias a los planes de Bolivar en 1825 y su lugarteniente Sucre, donde nace el meollo del mar es precisamente aquí, Bolivar mediante decreto le proporciono territorio maritimo a Bolivia, ete decia así:

"Considerando:
Primero: Que estas provincias no tienen un puerto habilitado;
Segundo: Que en el Partido de Atacama se encuentra el denominado Cobija, que proporciona muchas ventajas;
Tercero: Que es justa recompensa al mérito contraído por el Gran Mariscal de Ayacucho, la aplicación de su nombre al anunciado puerto, y oída la diputación permanente;
Decreto:
1º Quedará habilitado desde le primero de enero entrante, por puerto mayor de estas provincias, con el nombre de "Puerto La Mar", el de Cobija.
2º Se arreglarán allí las oficinas correspondientes a la Hacienda Pública.
3º El Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre, queda encargado de la ejecución de este decreto. Imprímase, publíquese y circúlese.
"Dado en el Palacio de Gobierno de Chuquisaca a 28 de diciembre de 1825--Simón Bolívar.

Bolivia argumenta 2 cosas para reclar su legitimo derecho sobre el mar:

1. Que según una cédula real ellos administraban ese territorio;
2. Que Bolivar se los dío.

Lo que he podido concluir de lo que he leido es que alguna vez ellos penetraron la zona pero que la jurisdicción estaba bajo el Virreinato del Perú, Cédula Real de 1805.

Si realmente ese territorio se encontraba bajo la jurisdicción de la audiencia de Charcas ¿Por que motivo necesitaban del decreto de Bolivar para argumentar su soberania al mar?, es simple porque la audiencia de Charcas no tenia jurisdicción en ese territorios.

Ahora Perú nunca reclamó esos territorios, por lo que acepto tacitamente el decreto de Bolivar, Chile tampoco dijo nada hasta 1841 cuando establecio suyo lo terrotorios hasta el paralelo 23, que dicho sea de paso este paralalo se ubica al sur de cobija, por lo que tambien acepto que dicho territorio era boliviano.

Es un hecho que Bolivia tuvo mar, y de hecho se firmaron 2 tratados que señalaban los limites territoriales entre ambas naciones.

El punto es que tanto Chile como Perú aceptaron sin reparos el acceso soberano de Bolivia en el pacifico sur, que despues lo hayan perdido por causas de su pendular diplomacia es otro cuento.

No te puedo recomendar ninguna web dado que son demasiado tendenciosas y muchas hechas por historiadores de "internet", que nunca han pisado una biblioteca u archivo.

Saludos

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:15 pm

Brigada Naval Combatientes del Pacífico
Identifica casas sobrevivientes a la destrucción de Chorrillos en 1881 por el Ejército chileno.

Casas tendrían más de 120 años.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Chorrillos 7 de abril del 2001, Lima Perú

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

La Brigada Naval Combatientes del Pacífico, grupo de entusiastas de los temas históricos militares, nos brinda otra primicia para WAR BOOK. Nos cuenta Reynaldo Pizarro que tratando de ubicar la posición de la antigua glorieta del malecón de Chorrillos, usando fotografías de la época y con la colaboración del pueblo chorrillano; no sólo encontraron la posible ubicación de la Glorieta, si no la existencia de 2 casas que aparecen en las fotos de 1881. Estas casas sobrevivieron a la destrucción del pueblo de Chorrillos y una de ellas todavía está en uso y mantenida con mucho esmero por sus habitantes.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Los pobladores de los alrededores de estas casas y sus moradores, participaron entusiastamente con los de la Brigada Naval, mostrándole fotos de fines del siglo XIX y contándoles anécdotas de la ocupación chilena en esa zona.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Fachada a punto de desplomarse
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Fachada de casa que habría presenciado la destrucción de Chorrillos, está a punto de desprenderse de su precario soporte.
La propiedad está deshabitada y pasa desavertida por las autoridades.

Cabe resaltar que la Brigada Naval es una de dos agrupaciones que se dedica seriamente a la investigación sobre temas histórico-militares.

Entre las anteriores actividades de la Brigada Naval, está la restauración de dos cañones Voruz de la Corbeta Unión, un Cañón de bronce perteneciente al Navío San Martín hundido en aguas chorrillanas y recolección y restauración de material de artillería de diferentes embarcaciones y fortificaciones.

Warbooks (2001)

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:19 pm

Cruceros confederados en Perú y Chile

En abril de 1861, cuando once Estados de la Unión norteamericana se declararon independientes y conformaron los "Estados Confederados de América", el gobierno de los Estados Unidos impuso un bloqueo naval en los puertos sureños a efecto de cortar sus líneas de abastecimientos. Al producirse este hecho, el flamante Secretario de Marina del gobierno confederado, Stephen Mallory, un hombre muy competente y con gran visión, reconoció las limitaciones industriales de la Confederación y concluyó que la guerra que se avecindaba iba a ser "un conflicto de larga duración en el cual el poderío naval iba a jugar un papel crucial".

En ese sentido el Secretario Mallory manifestó al Presidente Jefferson Davis que,
"Estados Unidos ya tiene una marina. Nosotros demos crear una, pero no podemos competir con el número de sus barcos, por lo cual la sabiduría y la política nos dicen que debemos construir nuestras naves en relación con las del enemigo y que en su construcción debemos compensar la diferencia numérica con un mayor poder defensivo y ofensivo. Confidencialmente creemos que esto se logrará con la construcción de blindados".

Como Mallory era consciente que los astilleros en poder de la Confederación no tenían la suficiente capacidad para construir esa clase de naves, sugirió que un porcentaje fuese construido en astilleros europeos, principalmente británicos y franceses, países que por razones geopolíticas simpatizaban veladamente con la causa confederada. La orden se hizo extensiva no sólo para el diseño y construcción de blindados sino también para corbetas de madera. El 8 de mayo de 1861 Mallory nombró a un marino mercante y ex oficial de la armada de los Estados Unidos, James Dunwoody Bulloch, como funcionario de enlace de la Confederación en Europa con la responsabilidad de supervisar la construcción de un total de 24 naves en los astilleros del viejo continente. Bulloch, quien se desempeñaba como capitán del barco de pasajeros Bienville, ejecutaría sus funciones con gran dedicación e inagotable energía.

Sus operaciones fueron realizadas a través de intermediarios en el más absoluto secreto para no violar las leyes de neutralidad de los países europeos. Con el propósito de ocultar la verdadera identidad y destino de las naves, la Confederación les asignó nombres código en las fases de construcción y los presentó falsamente como "embarcaciones comerciales". Los códigos subsistían en las etapas de viaje hacia los puertos norteamericanos. Con el transcurso del tiempo los confederados debieron actuar con mucha astucia, pues los agentes diplomático de los Estados Unidos en Francia y Gran Bretaña, enterados de estas argucias, comenzaron a mostrar una gran efectividad en bloquear los esfuerzos de la Confederación por construir naves en esos países o impedir la entrega de las que ya estaban terminadas.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

El primer barco de guerra adquirido por Bulloch fue el CSS FLORIDA, construido por Fawcett & Preston, con W.C. Miller e Hijos, nave que, una vez comisionada, logró destruir 36 embarcaciones estadounidenses antes de hundirse en Virginia. En 1862 "Laird Sons and Company", la misma empresa británica que diseñó el blindado peruano HUASCAR, construyó para los confederados un barco experimental, rápido y con un amplio radio de navegación, calificado como crucero. El barco fue comisionado el 24 de agosto de 1862 como el CSS ALABAMA. Las características de la nave eran 1,050 toneladas de desplazamiento, 220 pies de manga y 32 pies de eslora. Estaba armada con seis cañones de 32 libras, uno de 110 libras y uno de 68 libras. Podía alcanzar una velocidad de 13 nudos, que para esos tiempos era formidable. Bajo ordenes del capitán Raphael Semmes, el ALABAMA ejecutó acciones navales sorprendentes y pasó los próximos dos meses capturando y destruyendo barcos estadounidenses en el Atlántico Norte e interceptando sus cargamentos de grano hacia Europa. El ALABAMA continuó con la senda de destrucción en aguas de las Indias Occidentales. Posteriormente hundió en combate al USS HATTERAS frente a las costas de Texas. El increíble crucero después se dirigió a ciudad del Cabo, en Sudáfrica y de ahí partió hacia las Indias Orientales donde en seis meses de intensa actividad destruyó otros siete barcos estadounidenses antes de proseguir hacia Europa. El 19 de junio de 1864, en aguas de Francia, el ALABAMA se enfrascó en combate con el USS KEARSARGE, que logró finalmente enviarlo al fondo del océano. En sus casi dos años de existencia aquel crucero había capturado o destruído un total de 69 presas en alta mar y confiscado valores por más de US$ 6,000,000 de esa época.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

El extraordinario desempeño del ALABAMA impulsó a los confederados a que se construyeran otros cruceros similares. Pero no sólo aquellos mostraron interés en esta clase de diseño. En agosto de 1864 el gobierno chileno ordenó en los astilleros Ravenhill de Londres la construcción de dos cruceros con características parecidas, que serían bautizados como CHACABUCO y O´HIGGINS. Las variaciones del casco con respecto al ALABAMA eran mínimas, pues desplazaban 1,101 toneladas con una manga y eslora casi idénticas. La diferencia sin embargo radicaba en la velocidad y el armamento, pues la versión chilena alcanzaba entre 9 y 10 nudos y su artillería era menos potente que el modelo Confederado, es decir dos cañones de 70 libras, tres de siete pulgadas y cuatro de 40 libras.


Los confederados igualmente mandaron construir secretamente en astilleros británicos y franceses naves de la clase "Super-Alabama", que era una versión mejorada de la anterior. En 1863, la empresa James & George Thomson's Clyde Bank Iron, de Glasgow, Escocia, inició la construcción de una de estas naves, que fue bautizada por los confederados como CSS TEXAS. Esta versión tenía 1,600 toneladas de desplazamiento y llevaba un cinturón protector en sus motores y calderos de cuatro pulgadas. Se le iba a armar con dos cañones de retrocarga Parrot de 220 mm, dos de 160mm, dos de 120mm y dos Honotoria de avancarga de 87 mm. Asimismo, podía albergar una tripulación de 220 hombres. El 3 de noviembre de ese año el CSS TEXAS fue lanzado con dos nombres códigos alternativos, PAMPERO y CANTON, aunque los confederados se referían a él simplemente como "El barco de Sinclair", pues el comodoro George T. Sinclair, había supervisado su construcción. El comodoro T. Barron, quien debía asumir como Oficial Ejecutivo de la nave en el momento de su entrega, reportó que las dimensiones y la apariencia del TEXAS eran muy similares al ALABAMA, salvo algunas excepciones. El 10 de noviembre de 1863, el capitán Bulloch, reportó con preocupación al Secretario de Marina en Virginia que el gobierno británico se encontraba investigando la construcción y el destino final del PAMPERO. Asimismo señaló que,

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"Se le presenta como una nave para transporte de carga y existe la esperanza de sacarla de aguas de Gran Bretaña sin serios problemas. Es un buen barco en todos los aspectos y si tomamos posesión de él, de seguro prestará un buen servicio contra el comercio de nuestros enemigos" (1). l 2 de enero de 1864 el "Illustrated London News" publicó un dibujo del PAMPERO con sus exactas dimensiones y características, lo que dejó expuesta la nave a conocimiento público. El representante diplomático de los Estados Unidos en Gran Bretaña, había estado por cierto muy bien informado de la naturaleza del crucero y los funcionarios de la Embajada estadounidense mantuvieron en observación permanente a los agentes confederados que supervisaban su construcción.Estos sin embargo no perdieron la esperanza de mantenerlo. Bulloch escribió desde París al Secretario de Marina Mallory con cierto optimismo, "He descartado toda idea de vender el TEXAS. Es verdad que nunca la podremos sacar de aquí mientras continúen las hostilidades, pero se trata de un buen barco y en el evento de un armisticio podríamos sacarlo en una semana. Por esa razón retendré al comandante Sinclair hasta recibir nuevas órdenes del Departamento". Sin embargo, como consecuencia de las gestiones diplomáticas estadounidenses, durante la primera semana de diciembre el gobierno de Londres finalmente embargó la nave y la Confederación perdió la opción de revenderla para recuperar la fuerte inversión realizada. Mientras esto sucedía, Manuel Carvallo, el Ministro chileno en Bélgica que había sido encargado por su gobierno para adquirir dos corbetas en Europa, descubrió la existencia del PAMPERO y propuso su compra. Contando con el informe técnico favorable del Almirante Roberto Simpson, quien se encontraba en Gran Bretaña supervisando la construcción de la CHACABUCO y la O´HIGGINS, Carvallo fue autorizado para emprender las negociaciones. El CSS TEXAS (PAMPERO) fue finalmente vendido con diferente armamento a un precio de 75 mil dólares a través de Isaac Campbell & Co. entre enero y febrero de 1866 y se le comisionó en la marina chilena como el ABTAO.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Chile adquirió asimismo otro crucero de la clase Super Alabama que tenía el nombre código de TORNADO o CYCLONE. La nave partió hacia Chile sin artillería y fue capturada por los españoles en Gerona el 22 de agosto de 1866. Los españoles lo incorporaron de inmediato a su escuadra manteniendo el nombre de TORNADO.

Los Super-Alabama construidos en astilleros franceses correrían igual suerte que sus contrapartes británicos. Ahí se estaban levantando con algunas leves modificaciones, cuatro naves prototipo de 1,600 toneladas de desplazamiento con una velocidad de 12.5 a 13 nudos y artillería Voruz. En su reporte al Secretario de Marina, el comodoro James D. Bulloch calificó las cuatro corbetas como

"Full-rigged large ships with beautiful poop cabins, large topgallant foc´sles, iron spars and a large spread of canvas".

El 22 de febrero de 1864 el secretario de Marina Mallory escribió a Bulloch indicándole que las cuatro corbetas debían ser bautizadas como LOUISIANA, MISSISSIPPI, TEXAS y GEORGIA.


La LOUISIANA y la MISSISSIPPI construidas en Burdeos por la empresa de L. Arman, debían ser camufladas bajo los nombre japoneses de OSAKA y YEDO, mientras que las otras dos, es decir el nuevo TEXAS y el GEORGIA, construidas en los astilleros de Jollet, Babier, y de Th. Dubigeon & Hijos de Nantes, debían ser camufladas como SAN FRANCISCO y SHANGAI, respectivamente. Sus motores de 400-500 caballos de fuerza serían fabricados por la empresa Mazeline de Havre.

En carta fechada en París el 16 de febrero de 1864 el agente John Slidell reportó al Secretario de Estado Confederado J.P. Benjamin que el contrato para las corbetas de Burdeos y Nantes se había logrado sólo cuando el Ministro francés de Marina, Chasseloup-Laubat, dio el consentimiento oficial, "en el entendido que se trataba de embarcaciones comerciales para uso en el Océano Indico, China, etc". Slidell reiteró que el Emperador Napoleón conocía el objetivo de los cruceros y habría aceptado que se entregasen "si se podía ocultar (a los estadounidenses) su verdadero propósito". En tal sentido, Slidell manifestó que Chasseloup-Laubat también conocía la verdad, pero firmó con renuencia en cumplimiento de ordenes superiores (2).

En carta fechada el 20 de mayo en París, el Ministro Secretario de Estado de Marina y para las Colonias de Francia, escribió al señor L. Arman manifestándole que el representante diplomático de los Estados Unidos en Francia tenía conocimiento que el crucero SAN FRANCISCO, construido en Nantes, se encontraba rumbo a St. Nazaire, donde se le colocaría el motor y se ejecutarían otros trabajos complementarios. Chasseloup-Laubat añadió que por la información que le había sido proporcionada y por las características de los trabajos, se hacía evidente el propósito para el que esa nave había sido construida, es decir, como una embarcación de guerra y bajo tales circunstancias no permitiría al SAN FRANCISCO partir en la condición en que se encontraba, salvo que se pudiera demostrar claramente que había sido cedido a una tercera potencia (no a los Estados Confederados), incluyendo la entrega al Departamento de Asuntos Exteriores de documentación probatoria sobre la regularidad de la venta (3).

De este modo, la hábil gestión diplomática del activo Ministro yanqui en París expuso la transacción e impidió que las autoridades francesas continuaran con el juego. Rumores se propagaron de que el gobierno galo estaba a punto de embargarlas. En mayo de 1864, el agente constructor francés L. Arman escribió preocupado a Bulloch en Liverpool:

"Vengo recibiendo propuestas diarias para la compra de los clípers en St. Nazaire. La ciudad de Hamburgo, el Perú e inclusive Dinamarca han enviado personal para su inspección. Les he manifestado que no tengo instrucciones al respecto" (4).

En el transcurso de las semanas siguientes los agentes confederados comenzaron a manifestar su desconcierto por la actitud asumida por las autoridades franceses. En comunicación fechada 27 de julio de 1864 desde Liverpool, el comodoro Bulloch escribió al Secretario de Marina Confederado que había enviado a Francia al capitán Tessier para inspeccionar las corbetas y que poco después había recibido la comunicación de los constructores de Nantes que le informaban del interés de representantes de varios países (el Perú incluido) de adquirir el SHANGAI y el SAN FRANCISCO, ahora anclados en St. Nazaire. Bulloch se quejó de la actitud dual del gobierno francés en el sentido que sólo liberaría las naves "si el ministro estadounidense no se enteraba". Agregó que los constructores se mostraban atemorizados por la actitud de su gobierno y que las circunstancias le habían hecho perder la confianza en las partes involucradas. En tal contexto, subrayó que bajo las circunstancias prevalecientes no había posibilidades de tomar posesión de los cruceros, que no podía contar con la lealtad de los constructores para concluirlos según los planes previamente acordados y que por lo tanto era preferible, como último recurso, venderlos para recuperar el dinero invertido. Bulloch concluyó su comunicación recomendando que en el futuro toda transacción se hicieran únicamente desde una perspectiva de negocios y a través de particulares (5).

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Así, la Confederación perdió los cuatro cruceros franceses, que terminaron siendo vendidos a terceros. Aquellos construidos en los astilleros de Burdeos fueron entregados a Prusia, mientras que el par fabricado en Nantes se vendió finalmente al Perú. Nuestras autoridades rebautizaron al CSS TEXAS (SAN FRANCISCO) como AMERICA y al CSS GEORGIA (SHANGAI) como UNION y se confirió su mando a los tenientes Benjamín Mariátegui y Miguel Grau, respectivamente.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Ambas naves tuvieron una gloriosa participación en el combate naval de Abtao de febrero de 1866 contra la escuadra española. Desafortunadamente la AMERICA se perdería en 1868 en las costas de Chile por efecto de un maremoto, mientras que la UNION ejecutaría una brillante campaña durante la Guerra del Pacífico, confrontando a otros cruceros similares construidos en la época como el ABTAO o el CHACABUCO y el O´HIGGINS.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Pero los confederados no sólo perdieron una infinidad de barcos embargados, cuatro de ellos a manos de peruanos y chilenos, sino que, alertados por sus agentes en Gran Bretaña, tuvieron la intención de apoderarse de dos naves peruanas, el Huáscar y la Independencia. Con el mayor descaro, el Secretario de Marina Mallory escribió desde Virginia a Bulloch, quien para entonces ejercía el rango de comodoro en la marina confederada:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"El señor Chamberlain me informa que actualmente hay en Inglaterra dos pequeños barcos blindados construidos para el gobierno peruano, que son apropiados para nuestras aguas. Obsérvelos y cómprelos pues servirían inclusive un propósito secundario en nuestros ríos y pueden ser traídos aquí. Podrían iniciar viaje al Perú y detenerse en cualquiera de nuestros puertos. Se dice que requieren sólo seis píes de agua. Si usted puede obtener esas naves y otras cuatro para nuestros ríos poco profundos, serán de mucha utilidad" (6)

El comodoro Bulloch evidentemente no logró cumplir con unas instrucciones por lo demás absurdas en las que ni siquiera se había consultado a las autoridades peruanas y que reflejaban una actitud arrogante y displicente hacia nuestro país, producto de la desesperación por obtener nuevas embarcaciones en una guerra cuya derrota se venía venir a pasos agigantados. En todo caso las casas Lairds y Samuda Brothers prestaron oídos sordos a las maniobras confederadas y mantuvieron sus compromisos con el gobierno peruano. Mallory sólo lograría adquirir un blindado de guerra para la causa confederada, el CSS Stonewall, pero cuando esa nave arribó a Cuba, escala obligada antes de alcanzar puertos de la Confederación, la guerra ya había concluido

Copyright Juan del Campo Rodríguez
Lima, Perú, 08/2001.

(1) Navy Department Correspondence, 1861-1865, pp 517, Correspondencia Confederada.
(2) Navy Department Correspondence, 1861-1865, pp 692, Correspondencia Confederada.
(3) Navy Department Correspondence, 1861-1865, pp 692-693, Series II - Volume 2: Navy Department Correspondence 1861-1865, with Agents Abroad. Nave Department Correspondence, 1861-1865, pp. 703-704, Correspondencia Confederada

Warbooks (2001)

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:20 pm

Aniversario de la Batalla de Carato en el distrito de Chupaca (Junín)

Fecha: 19 de Abril

Categoría: Efemérides Cívico - Patriótico del Perú en su historia.

Aniversario de la Batalla de Carato en el distrito de Chupaca (Junín) :

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

La Batalla de Carato, que es conocida además como la Batalla de Chupaca, se conmemora cada 19 de abril.

En la referencia historica, el 10 de abril de 1882, el coronel chileno Estanislao del Canto, jefe de la Expedición del Centro, envió a Chupaca un ultimátum, que dice así: "Que la término de la distancia entre 200 doncellas al cuartel general, caso contrario, la ciudad sería arrasada".

Al enviarse esta orden, el enemigo decidióó que el objetivo real era llegar a esa ciudad, por lo que las autoridades y líderes de los pueblos se organizaron para defender el blanco amenazado.

Asimismo, dispusieron que en la colina Willca Urcco, se instale la guarnición más numerosa de guerrilleros al mando de Jacinto Dorregaray, a quien se le encomendó la misión de repeler los embates del enemigo.

El 19 de abril, en horas de la mañana, se presentaron los enemigos por las entradas de la ciudad, espacios vigilados por los pobladores, cuya estrategia era estorbar la entrada a los chilenos en los puntos señalados.

Este plan no se podía modificar y debía cumplirse. Los chilenos, con sus sofisticadas armas, terminaron la pelea, arrasando a los guerilleros y se encaminaron hacia Chupaca, que fue incendiada y destruída incluyendo su templo colonial.

DePeru.com

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:20 pm

En realidad esto surgió, según yo recuerdo, en otro foro hace un año cuando Esteban le endilgó a un forista chileno (creo que Red Star) que la guerra del Pacifico debiera haberse llamado la Guerra de los 10 centavos, porque ese fue la causa inicial de todo el revoltijo. Tanoarg, en el foro de Saorbats lo mencionó al pasar casi con las mismas palabras de Esteban, por lo que decidi salir al ruedo.

Pongo este post para ahondar en esa teoria. Puede realmente llamarse asi dicho conflicto? Fue esa la causa de la guerra? Y si lo fue, no iria en desmedro de los argumentos chilenos posteriores?

Abro el debate.

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:21 pm

bueno, para que no me traten de bruto, aca encontré algo

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Existe diferencia de apreciación entre historiadores bolivianos y chilenos, respecto de si el territorio de la Audiencia de Charcas, primero dependiente del Virreinato del Perú y luego del Virreinato del Río de la Plata, tenía salida al mar. Apoyándose en documentos diferentes, los bolivianos insisten en que sí tenía; pero los chilenos lo niegan. Al crear Simón Bolívar el país que llevaría su nombre, le da una salida al mar; sin embargo, gran parte de la explotación económica de esa región costera fue llevada a cabo por empresarios chilenos en condiciones muy ventajosas para ellos. Bolivia reacciona tardía y torpemente a los privilegios que ella misma otorgó a estos empresarios y al intentar cobrar impuestos más fuertes, (impuesto de 10 centavos sobre quintal exportado de territorio boliviano), encontró una gran resistencia entre los chilenos y la cerrada defensa de su causa por parte del gobierno de Santiago, en un conflicto diplomático que debió ventilarse en el área judicial. En la crisis diplomática resultante, terció Perú que envió un Embajador Especial y Plenipotenciario a Santiago para tratar de apaciguar, lo que, según la prensa de entonces, era un secreto a voces: Chile optaría por la guerra. El gobierno boliviano agrava el conflicto al decidir rematar las empresas chilenas que se niegan a pagar el impuesto. La guerra estalla cuando Chile ocupa, en respuesta, el puerto de Antofagasta, el 14 de febrero de 1879, penetrando al interior del litoral boliviano. En la defensa de la ciudad de Calama, se inmola el héroe bolivano Eduardo Abaroa Hidalgo. Bolivia declara a su vez la guerra a Chile. Perú, que había suscrito un Tratado Secreto con Bolivia, trata de persuadir al gobierno de La Paz, para someterse a un arbitraje, figura diplomática, que se encontraba estipulada en el Tratado de 1874 en las Cláusulas Complementarias, y debido a que se trataba de un "problema tributario" y no territorial; sin embargo, Chile no dio muestras de voluntad de aplicar el arbitraje, para lo que se ofreció Perú enviando a su Ministro Plenipotenciario José Antonio de Lavalle; la misión del diplomático fracasó y en lugar de ello, el gobierno de Chile, le enrostra al plenipotenciario peruano el "Tratado Secreto" firmado con Bolivia.

Bueno, aca hay algo del inicio de la guerra.

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:21 pm

Schwalbe262 escribió:sweet history pill I would say...

Jagged little pill...

La discusion la mantuve con Mangosta en un foro que ya se cerro, no con Red Star. A Red Star no le daba para estas discusiones y menos al pobre de Nicolas_Chile.

A ver, podriamos empezar por ver los tratados de 1866 y 1874 entre Bolivia y Chile para ver que dicen exactamente asi como recopilar informacion sobre el estado de las cosas en ese momento. Por lo pronto la guerra de los 10 centavos es perfectamente valido. Las historia sugiere que, para mi, hubo un ardid preconcebido por parte de Chile para apoderarse de esos territorios por la fuerza. Punto. Tal vez lo mas increible es que lo consiguio.

Ya que abriste este post te mereces un premio, Jack. Aparte por el libro que me mandaste... Embarassed (he sido coimeado, lo reconozco).

Apenas encuentre esta informacion, que se que esta online, la publico y seguimos una discusion mas seria.

un abrazo

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Esteban McLaren el Mar Dic 24, 2013 1:21 pm

Bienvenido Jack!

Esteban, aca esta el tratado

Tratado de limites entre la República de Chile i la de Bolivia de 1866

Y este es el de 1874

Aprueba un nuevo Tratado de límites entre Chile y Bolivia. de 1874

Podemos empezar, como vos decias, por ahi. No se a que parte te referias especificamente.

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La guerra del Pacífico

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.