Armada de Bolivia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Armada de Bolivia

Mensaje por Montero el Sáb Feb 22, 2014 12:14 am

Publicado por el forista Bichos Verdes el 04/10/2005 en  http://fdra.superforos.com

Historia de la Armada Boliviana.

La Republica de Bolívar, hoy Bolivia, al inicio de su independencia poseía una costa marítima de aproximadamente 120 Km2 en la que ejerció soberanía mediante instituciones, que constituyeron su poder naval . Es en este sentido que la existencia de la institución Naval data desde el 19 de Noviembre de 1826 cuando el entonces Presidente de la Republica Gral. Antonio José de Sucre promulgó la Primera Constitución Política del Estado, creando mediante esta norma, en su titulo noveno, a la Armada Boliviana con la denominación de Escuadra Naval, que en esa época se conocía con el nombre de Escuadra a la agrupación de buques de guerra.

Este intento del Mariscal Sucre fue justificado con la adquisición de los buques de guerra Yanacocha y Confederación, los que junto al Bergantín La Fállete, Congreso y la corbeta Libertad conformaron la escuadra de la Confederación Perú -Boliviana. Posteriormente los gobiernos que le sucedieron, con la finalidad de hacer respetar la soberanía nacional, adquirieron el Guarda Costas General Sucre, el Bergantín Maria Luisa, el Cañonero Morro y otras embarcaciones menores, no obstante, como la Escuadra Naval carecía de una estructura sólida se disolvió antes de la Guerra del Pacifico, por lo que el país durante la agresión chilena a nuestro Litoral en 1879 tuvo que limitarse a las operaciones terrestres.

En la guerra del Acre Bolivia tuvo que enfrentar otra prueba que le hizo comprender la necesidad de restablecer la Institución Naval por lo que el gobierno del Dr. Severo Fernández Alonso orientó los esfuerzos de potenciar las zonas en conflicto y vincularlas con el resto del país. El 30 de Julio de 1897 se crea el Astillero Nacional en la localidad de Bahía, en Riberalta, con el propósito de contribuir a la navegación fluvial y explotación de las riquezas naturales de la zona. Este nuevo organismo dependía de la delegación Nacional de colonias el mismo que, posteriormente, se convertiría en el Ministerio de Defensa Nacional.

A partir de este hecho se podría considerar, que la Institución Naval vuelve a tener vigencia, en virtud a que se reactivaba el organismo destinado a incentivar y apoyar la navegación. El astillero cumplió una destacada labor en el cumplimiento de su misión, construyendo embarcaciones propulsadas a vapor como ser: "Beni", "Madre de Dios", "Castro Rojas", "Manu", "Fortaleza", "Manoa", "Pando", entre otras.
En el transcurso de la Campaña del Acre, el Poder Naval estuvo presente con estas embarcaciones menores y otras como la "Tahuamanu", unidad de superficie fabricada en Alemania, comprada por la Casa Suárez pero puesta al servicio del Ejército Nacional para el transporte de efectivos militares, material y equipo bélico requeridos.

Como resultado de estas disposiciones, Bolivia se dota de un Ministerio de Guerra y de Marina, que administra una Escuadra Naval conformada entre otras embarcaciones, por el guardacostas General Sucre, el bergantín María Luisa, el cañonero El Morro y otros buques de porte menor.

En 1922, durante el gobierno del Abogado Bautista Saavedra Malléa, el Astillero Nacional pasa al seno de las Fuerzas Armadas, y además de ser un organismo técnico, se constituye, en 1928, en un centro de capacitación del personal, con el nombre de "Escuela Técnica Práctica de Navegación en General" del que, sólo egresarían tres promociones de técnicos, por las limitaciones económicas de la época. Durante la presidencia del Dr. Víctor Paz Estensoro, mediante Decreto Supremo N.º 06339 del 4 de Enero de 1963, se crea la Armada Boliviana con el nombre de Fuerza Fluvial y Lacustre, en consideración al artículo 200 de la Constitución Política del Estado de ese año (composición de las Fuerzas Armadas), la necesidad de vertebrar zonas alejadas del territorio nacional que carecían de vías de comunicación terrestre o aérea, pero que contaban con vías de acceso navegables y por sobre todo soberanía en los ríos navegables, especialmente en aquellos de curso internacional.

El 31 de Enero del mismo año, en el Gran Cuartel General de Miraflores de la ciudad de La Paz es posesionado como primer Comandante de la Fuerza Fluvial y Lacustre, el Gral. de Brig. Ronald Monje Roca que hasta ese momento desempeñaba las funciones de Jefe del Estado Mayor del Ejército. Esta Autoridad organizó su comando de la siguiente manera:

Comandante Gral. Brig. Ronald Monje Roca
Jefe de estado mayor Crnl. Alcides Sapiencia Zelaya
Jefe departamento I Crnl. Julio Olmos Cardozo
Jefe departamento II Tcnl. César Béjar Dorado
Jefe departamento III My. Xavier Pinto Tellería
Jefe departamento IV My. Guillermo Marqueti M.

El 8 de Enero de 1966, se publica el D. S. Nº 07469, mediante el cual, la Fuerza Fluvial y Lacustre, cambia de nombre por el de "Fuerza Naval Boliviana", en consideración a que habiendo transcurrido tres años desde su creación, su desarrollo había alcanzado niveles significativos de profesionalismo en vista que contaba con personal de Cuadros altamente capacitado para la navegación marítima. Por su parte, el Comando de Fuerza mediante Orden del Día FFL. Nº 11/66 dispone el cambio de nombre de la Fuerza y especifica la nueva denominación de los grados en vigencia. Entre otro de los actos administrativos registrados durante el período, se encuentra la creación de la Bandera de la Fuerza Naval Boliviana en fecha 13 de Abril de 1966, emblema que sería conocido posteriormente como la Bandera de Reivindicación Marítima.

Hasta el año 1981, la Fuerza Naval Boliviana había crecido conforme a las expectativas que se crearon, pues demostraba haberse desarrollado cualitativa y cuantitativamente, disponiendo de Unidades de: Superficie, Infantería de Marina y Aeronavales, las que aún siendo de poca magnitud, le permitían cumplir con su misión eficientemente. Demostraba con orgullo, ser la institución abanderada de la Reintegración Marítima Nacional, al constituirse en la viva voz del pueblo boliviano que en el contexto internacional testimoniaba la voluntad inquebrantable de volver al mar. Es así que transcurridos 155 años de su creación y 18 años de su restablecimiento, había alcanzado la experiencia y madurez suficiente como para proyectar su accionar a nivel internacional.

Esta situación necesitaba, por fuerza propia, el cambio de su denominación, en virtud a numerosas consideraciones de orden doctrinario, entre las que destacaba el hecho de que el nombre de Fuerza Naval tenía una sola interpretación a nivel mundial, la de "una organización, de medios navales, agrupados para cumplir una tarea acortada en tiempo y espacio, vale decir, con duración de carácter " Temporal y Accionar en Espacio Limitado", en tanto que Marina o Armada englobaba un conjunto de medios navales de guerra entre los que se encontraban Buques, unidades Aeronavales, de Infantería de Marina, Instalaciones Navales y Terrestres, etc. que poseía un país, para el control de los espacios acuáticos. Por lo tanto era de imperiosa necesidad devolverle legalmente, a la Institución, el nombre que legítimamente le correspondía "Armada Boliviana".

Inteligentemente, el Gral. Celso Torrelio Villa en ese entonces Presidente de la República, había captado esta significación, de la explicación dada por los miembros de la Fuerza Naval, razón por la cual el 23 de diciembre 1981 mediante D. S. Nº 18760, se cambia el nombre a la Fuerza Naval Boliviana con Armada Boliviana. Consecuentes con el cambio de nombre, se registran modificaciones tanto de tipo administrativo, como operativo en la búsqueda de conformar una estructura idónea para el funcionamiento de la Institución.

Sin embargo El 29 de Enero de 1993, el Gral. Ejto. Oscar Vargas Lorenzetti Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación, emite la Orden Particular Nº 01/93, mediante la cual dispone el cambio del nombre de Armada Boliviana por el de Fuerza Naval Boliviana, haciendo referencia a los artículos 207 y 211 de la Constitución Política del Estado y los artículos 16, 19, 40, 56, 59 y 60 de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas. En el sentido, de que la Constitución Política del Estado, establecía que las Fuerzas Armadas estaban compuestas por el Comando en Jefe, Ejército, Fuerza Aérea y Fuerza Naval, razón por la cual la designación Armada Boliviana carecía de validez legal al no estar reconocido por las leyes de la Nación.

Si bien tal disposición tenía el asidero legal correspondiente, carecía totalmente de las bases doctrinarias pertinentes, que en su momento y para la reformulación de la Constitución Política del Estado de 1995, no fueron representadas por el Mando en ejercicio, permitiendo que la misma perjudicara a la Institución en el desarrollo posterior de sus funciones al haberle privado de la jerarquía apropiada como representante de los Intereses Marítimos, Fluviales y Lacustres de la Nación, no obstante, a que en el contexto internacional sea reconocida como Armada Boliviana.

Héroes navales bolivianos.

Don Eduardo Avaroa Hidalgo - Defensor de Calama en la guerra del Pacifico en el año 1879. Nació el 13 de octubre de 1838 en Atacama. Estudió teneduría de libros y contabilidad. Se casó con Irene Rivero con la que tuvo cinco hijos. Fue miembro del Concejo Municipal de San Pedro de Atacama. Trabajó con la mina de plata Inca. Se dedicó al comercio. Residía en Calama por trabajo hasta que se alistó como voluntario ante el llamado de Ladislao Cabrera. Su actitud heroica es recordada.

Don Ladislao Cabrera - Cochabambino de nacimiento, Cabrera se destacó como abogado, periodista y profesor de literatura. Como autoridad máxima de Calama organizó la defensa boliviana combatiendo junto a 133 hombres. Después de la derrota se retiró a La Paz donde ocupó altos cargos en la administración pública. Fue embajador y en 1881 ejerció como presidente interino de Bolivia. Murió en Sucre en diciembre de 1921.

Almirante Miguel Grau Seminario - Peruano que estuvo al mando de la embarcación Huáscar. Este navío fue considerado el terror de los mares durante la guerra. Hundió dos barcos chilenos: a La Esmeralda y al Matías Consino. También capturó 4 barcos enemigos. El almirante Miguel Grau intentó debilitar a la fuerza marítima de los chilenos, pero sus intentos fracasaron. Es uno de los héroes peruanos que Bolivia adoptó.

Niña Genoveva Ríos - Salvó la bandera de la Intendencia de Policía del puerto de Antofagasta. El 14 de febrero de 1879, a las ocho de la mañana, desde el buque Blanco Encalada, el comandante de la expedición chilena, Cnl. Emilio Sotomayor, dirigió la ocupación del puerto. La niña, al ver que la bandera continuaba flameando, arriesgó su vida para recuperarla, ocultándola bajo sus ropas. Pudo sobrevivir con sus padres.

Doña Ignacia Zeballos - Esta cruceña marchó acompañando al Batallón Colorados de Bolivia hacia la ciudad de Tacna con el cargo de sanitaria. Colaboró al cuerpo médico de campaña siendo una de las fundadoras de la Cruz Roja (1879). Asistió al combate del Campo de la Alianza destacándose por su valentía e inigualable labor de constancia. Fue llamada la “madre del soldado”. Falleció en La Paz a edad avanzada.

Niño Juancito Pinto Cabrera - Con sólo 13 años de edad, Juan ocupaba el cargo de tambor de órdenes del Batallón Colorados de Bolivia. En la batalla del Campo de la Alianza cambió su tambor por un fusil. Murió combatiendo. Cuentan que cuando los colorados eran castigados por el fuego de la artillería enemiga, arrebató a un herido su arma para luchar junto a sus camaradas, a pesar de las burlas que tuvo que soportar.

Sargento Naval Reynaldo Zeballos Joffré - Defendió la soberanía nacional por movimientos de tropas irregulares en las selvas del Beni, en 1964.

_________________
DEVUELVAN LAS MALVINAS!!
avatar
Montero
Administrador
Administrador

Mensajes : 1796
Fecha de inscripción : 01/12/2013
Edad : 59
Localización : Ciudad de Buenos Aires

http://fdra.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.