Argentina durante la Segunda Guerra Mundial

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Argentina durante la Segunda Guerra Mundial

Mensaje por Esteban McLaren el Miér Dic 18, 2013 8:10 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]Por Carlos Escudé

El rol Estados Unidos para frenar a la Argentina y potenciar a Brasil
Documentos desclasificados en Estados Unidos revelan el deliberado plan de esa potencia para frenar el desarrollo industrial argentino y hacer de Brasil la potencia determinante del Cono Sur.

10.07.2009 |


La cercanía del Bicentenario exige un examen crítico de nuestros éxitos y fracasos. En ese tren, las comparaciones entre nuestro país y su vecino lusohablante pueden parecer odiosas, pero son necesarias. En verdad, quizás uno de los mejores indicios de cómo le fue a la Argentina a lo largo de las diferentes etapas de su historia resida en cómo se comparaba con Brasil en cada una de ellas.

Nuestro vecino nació con ventaja. El Imperio que, como resultado de un pacto de familia, se desgajó pacíficamente de su mãe pátria , no atravesó una crisis de independencia y era mucho más fuerte que las nacientes Provincias Unidas.

No obstante, los éxitos cosechados por nuestra Generación del 80, ya visibles en los tiempos del Centenario, revirtieron esa ventaja. Durante varias décadas tuvimos la primacía. Una comparación realizada por el industrial Torcuato Di Tella, en 1941, publicada en la emblemática Revista de Economía Argentina , indicaba que por esos tiempos un trabajador argentino podía comprar un overol con diez horas de trabajo, mientras un belga o un alemán requerían el doble de tiempo y un italiano tanto como treinta y dos horas.

Brasil ni figuraba en la lista. Y las cifras de aquel patriarca de nuestra industria coinciden con las del conocido economista británico Alfred Maizels, quien en una obra de 1963 mostró que, hacia 1937, el producto per cápita argentino era superior a los de Austria y Finlandia, y llegaba al doble del italiano y casi al triple del japonés. Otra vez, Brasil ni figuraba. Económicamente, la Argentina y Brasil estaban más allá de toda comparación.

Increíblemente, la misma ventaja se registraba en el plano militar. Según las cuidadosas investigaciones de archivo de Stanley Hilton, un estudio del estado mayor brasileño de la década de 1920, estimaba que la Argentina podía movilizar 379.000 hombres casi inmediatamente, mientras que Brasil demoraría mucho más para movilizar 136.000. También se explayaba con lujo de detalle sobre cuánto más abundante y avanzado era el armamento argentino.

Las evaluaciones de la Misión Militar Francesa al Brasil coincidían. En un informe confidencial, el general Maurice Gamelin observaba que, en Rio Grande do Sul, el Brasil se encontraba " en infériorité flagrante ". Los británicos comentaban que convertir los soldados brasileños en algo parecido a un ejército era " a lost cause ". Y las conclusiones del agregado militar norteamericano, en 1925, eran similares. Hilton, Frank McCann y Gary Frank, los principales estudiosos de la dimensión militar de esta materia, coinciden en que esta situación se mantuvo durante toda la década de 1930.

El punto de inflexión fue la Segunda Guerra Mundial. A partir de esa instancia crucial, Estados Unidos, la gran potencia en ascenso, se desempeñó como un árbitro que proporcionaba al país que le resultaba más confiable todo lo que le quitaba al que le parecía sospechoso.

Este arbitraje tendencioso, favorable a Brasil, comenzó antes del ingreso de Washington en la contienda, pero después de la caída de Francia, cuando ya estaba claro que habría que defenderse de Alemania. El favoritismo fue el fruto de una vieja relación especial entre Estados Unidos y Brasil, cultivada con inteligencia por Itamaraty desde los tiempos del barón de Rio Branco.

La hora de la verdad llegó en septiembre de 1940, cuando ambos países firmaron un acuerdo por el establecimiento de un polo siderúrgico en Volta Redonda, con financiación norteamericana. A su vez, el oportuno pacto terminó con el juego pendular de Brasil frente a Washington y a Berlín. Según documentos desenterrados por McCann, Estados Unidos adjudicó a la naciente industria del acero brasileña la misma prioridad que a proyectos similares en Estados Unidos. Como consecuencia, un agradecido presidente Getulio Vargas escribió al subsecretario Sumner Welles: "No olvidaré cuánto les debemos a usted y al Departamento de Estado por este feliz resultado".

En cuanto Estados Unidos ingresó en la guerra, el apoyo a Brasil fue acompañado por una comprensible animadversión militante contra la Argentina, que el historiador Joseph Tulchin llamó "persecución". En las medidas palabras de mi respetado colega Mario Rapoport, nuestra neutralidad descerrajó una política de sanciones por parte de esa potencia.

Este auténtico boicot, que se documentó por vez primera en mi libro de 1983, Gran Bretaña, Estados Unidos y la declinación argentina, 1942-49 , significó privar a la Argentina de todos los insumos necesarios para su desarrollo industrial. Se nos cercó para que no pudiéramos importar combustibles, a la vez que, según documentó Hilton, se otorgó a Brasil la misma prioridad que a Gran Bretaña en materia de importaciones de petróleo.

A partir de ese momento la actitud favorable a nuestro vecino, que se había jugado con las democracias en la guerra, se acentuó de manera radical. Los documentos norteamericanos exhumados por Hilton permiten aseverar que, en abril de 1945, se decidió en Washington que Brasil debía potenciarse para que "tuviera la misma relación con el continente sudamericano que Estados Unidos tiene con el norteamericano, y reducir a la Argentina al poder relativo de México o Canadá".

La contracara de esta decisión, que puede consultarse en los documentos publicados por el Departamento de Estado (FRUS 1945, vol. 9), fue la Export Policy I de Estados Unidos hacia nuestro país, del 3 de febrero de 1945, que disponía: "La exportación de bienes de capital debe mantenerse en los mínimos actuales. Es esencial no permitir la expansión de la industria pesada en la Argentina".

En el ámbito militar, el árbitro obró con la misma decisión. La liberalidad de la legislación norteamericana en materia de apertura de secretos nos permite saber que, hacia principios de 1944, el objetivo de alterar el equilibrio militar entre la Argentina y Brasil se convirtió en una política oficial de Estados Unidos, por razones que no estaban relacionadas con el esfuerzo bélico.

Por cierto, un memorial del presidente Franklin D. Roosevelt del 12 de enero de ese año es elocuente. Dice: "Estoy totalmente de acuerdo [?] en que deberíamos proceder duramente con la Argentina. Al mismo tiempo, creo que es esencial que nos movamos inmediatamente para fortalecer al Brasil. Esto debe incluir armas y municiones norteamericanas [?] como para darle una fuerza de combate efectiva cerca de la frontera argentina, del orden de dos o tres regimientos motorizados".

A esas alturas, la suerte estaba echada. Brasil emergería de la Segunda Guerra Mundial como la potencia regional en ciernes de la América del Sur. Y la Argentina surgiría con un conjunto de problemas políticos crónicos que aún no ha conseguido resolver.

Eventualmente, Brasil se convertiría en una potencia por completo fuera de nuestro alcance. Hechos y procesos posteriores, tanto o más importantes que los que transcurrieron durante el período descripto, acentuarían nuestra declinación. Pero de todos los factores que influyeron en nuestro deterioro relativo, el que he presentado aquí es el que mejor puede documentarse. No es el producto de teorías ni el resultado de conjeturas opinables.

No obstante, no hemos perdido en todos los planos. Por el contrario, y a diferencia de aquellos tiempos que no deben añorarse, desde hace un cuarto de siglo nuestras relaciones con Brasil se caracterizan más por la cooperación que por la competencia. Hemos superado las hipótesis de conflicto de antaño. Nuestras desavenencias ya no son geopolíticas, sino comerciales, como las que caracterizan a Estados Unidos y Canadá.

Por cierto, Brasil es una potencia emergente benigna y una de las menos agresivas del orbe. Su presencia en el corazón geográfico de nuestra región ha contribuido a su paz y estabilidad, que es un ejemplo para el mundo.

Por eso, hoy podemos compararnos con ánimo erudito, sin temor a herir sensibilidades que ya están añejadas. Estas sólo agregan sabor al placer de conocer mejor el valor estratégico de las alianzas.

Columna publicada en la edición del 10 de julio de La Nación.

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Argentina durante la Segunda Guerra Mundial

Mensaje por Esteban McLaren el Miér Dic 18, 2013 8:10 am

Thread: La ARA en 1939
Original de Brunner


Distribuicion de Fuerzas Navales, 1939

División acorazados

ARA Moreno,
ARA Rivadavia

División cruceros
ARA Almirante Brown
ARA 25 de Mayo
ARA La Argentina

1a. División de Torpederos (*)

ARA Tucumán
ARA San Luís
ARA San Juan
ARA Misiones
ARA Buenos Aires
ARA Santa Crúz
ARA Corrientes
ARA Entre Ríos

2a. División de Torpederos


ARA Mendoza
ARA La rioja
ARA Juan de Garay
ARA Cervantes
ARA Córdoba
ARA La Plata
ARA Jujuy
ARA LA Plata

Grupo de Submarinos
ARA Salta
ARA Santa Fé
ARA Santiago del Estero

1a. Escuadrilla de Rastreadores
ARA Bouchard
ARA Pinedo
ARA Spiro
ARA Segui


2a. Escuadrilla de Rastreadores

ARA Drumond
ARA Granbville
ARA Thorne
ARA Golondrina

(*) La ARA casificaba a los destructores como "Torpederos< luego fueron reclasificados como "Exploradores", y finalmente como "Destructores"-y a decir verdad los 3 Clase Mendoza y los dos clase Juan de Garay" con sus 1540 tons de desplazamirento normal eran verdaderos "Flotilla Leaders)

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Argentina durante la Segunda Guerra Mundial

Mensaje por Esteban McLaren el Miér Dic 18, 2013 8:10 am

Original de Brunner

Distribuicion de Fuerzas Navales, 1939

División acorazados


ARA Moreno,
ARA Rivadavia

División cruceros


ARA Almirante Brown
ARA 25 de Mayo
ARA La Argentina

1a. División de Torpederos (*)

ARA Tucumán
ARA San Luís
ARA San Juan
ARA Misiones
ARA Buenos Aires
ARA Santa Crúz
ARA Corrientes
ARA Entre Ríos

2a. División de Torpederos


ARA Mendoza
ARA La rioja
ARA Juan de Garay
ARA Cervantes
ARA Córdoba
ARA La Plata
ARA Jujuy
ARA LA Plata

Grupo de Submarinos

ARA Salta
ARA Santa Fé
ARA Santiago del Estero

1a. Escuadrilla de Rastreadores

ARA Bouchard
ARA Pinedo
ARA Spiro
ARA Segui


2a. Escuadrilla de Rastreadores

ARA Drumond
ARA Granbville
ARA Thorne
ARA Golondrina

(*) La ARA casificaba a los destructores como "Torpederos< luego fueron reclasificados como "Exploradores", y finalmente como "Destructores"-y a decir verdad los 3 Clase Mendoza y los dos clase Juan de Garay" con sus 1540 tons de desplazamirento normal eran verdaderos "Flotilla Leaders)

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Argentina durante la Segunda Guerra Mundial

Mensaje por Esteban McLaren el Miér Dic 18, 2013 8:10 am

Original de Brunner

Algunas fotos:

1) ARA 25 de Mayo, en Puerto Nuevo con el grueso de la flota 9 de Julio de 1941-colección Ingo J. Würster
2) Remolcador ARA Ona-colección Ingo J. Würster
3) Rastreador ARA Jorge-colección Ingo J. Würster
4) Aviso/Yate presidencial ARA Golodrina-colección Georg v. Rauch
5)Destructor ARA La Rioja-colección Georg v. Rauch


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[\[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Argentina durante la Segunda Guerra Mundial

Mensaje por Esteban McLaren el Miér Dic 18, 2013 8:11 am

wuriburu
Suboficial Mayor EA
Publicado: 02 Jul 2007 04:49 pm Asunto:

--------------------------------------------------------------------------------

Que tal Bruner! Buenisimas las fotos! POr que la ARA tenia tantos torpederos y no contratorpederos (destructores)?? Habian quedado de rezago de la Primer Guerra Mundial y los compraron baratos??

saluds


Brunner
Moderador
Publicado: 19 Jul 2007 04:04 am Asunto:

--------------------------------------------------------------------------------

Ah! puedo acceder a este sitio una vez mas. Wuriburu dejame explicarte: Todos los destructores argentinos adquiridos entre 1927-1938 eran nuevos, no de ocasión: no se por qué en la ARA los clasificaron como "Torpederos" ya que eran destructores proppiamente dichos, mas aún los de las clase ARA Cervantes y ARA La Rioja con sus cinco piezas de 120 mm L.45 y sus más de 1500 toneladas eran verdaderos "Flotilla Laaders"- Estos buques fueron clasificados como "Exploradores" en la decada de 1930, y finalmente como "Destructores" en 1952.

IA-37P
Moderador
Publicado: 12 Ago 2008 01:08 am Asunto:

--------------------------------------------------------------------------------

La Armada Argentina en 1936. Tomado del film "La Muchachada de abordo" de 1936. Aunque estas imágenes ya han sido publicadas muchas veces en la red acá se las dejo con más calidad de imágen.

Link al sector fílmico: 45Mb 6min. 37seg.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Recuerden que para acceder al sector fílmico se debe ser parte del mismo adhiriéndose mediante el apartado de grupo usuarios que se encuentra arriba y a la derecha de la página de FDRA.

Saludos.
IA-37P

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Argentina durante la Segunda Guerra Mundial

Mensaje por Esteban McLaren el Miér Dic 18, 2013 8:11 am

Portaaviones para la Armada Argentina

Articulo por Georg v.Rauch

En " Apuntes Sobre los Buques de la Armada Argentina " Comando en Jefe de la Armada, Secretaria General Naval, Departamento de Estudios Historicos Navales, Serie B, Historia Naval Argentina, vols. 1-8 Buenos Aires, 1972), :VI .: pag. 3064 el Clte. Pablo. E. Arguindeguy indica que :

" En 1953 se inicio un serio estudio, tendiente a lograr un portaaviones para la Flota de Mar. Un de los proyectos consistia en la transformación de un buque de la F.A.N.U., tipo C3A-A1 (el "Artillero"),el cual a un costo de $m/n 20 millones se pensaba volverlo a su anterior estado, ya que había sido un portaviones de escolta de la armada británica. Otro proyecto era el transformar uno de los cruceros tipo "Almirante Brown" en portaaviones. Los trabajos se realizarían en AFNE. Por problemas financieros, los proyectos no pasaron de tales"

El interés de la ARA en adquirir una nave portaaviones, sin embargo se remonta al año 1938. Entre una serie de sumamente detalladas noticias aeronáuticas concernientes a nuestro país que contiene un reporte de la embajada de los EEUU en Buenos Aires , fechado 3 de Septiembre de 1938 hallamos la siguiente :

" Varios pilotos navales han declarado que el Almirante Scasso había expresado la esperanza de que podría adquirirse un portaaviones para la marina de guerra. Se entiende que no existen prospectos inmediatos de proveer tal tipo de nave, pero se porta que la información es indicativa de las tendencias al respecto". (1)

Estos deseos no se habrían de materializar, como es de dominio publico, algo demostrado en el hecho de que cuando en 1940 el Congreso apropia $ m/n 1000 millones para acrecentar el potencial del país, entre las naves requeridas se hallaban dos acorazados, pero no se hace ya mencion del portaaviones. Debemos señalar que dada la situación internacional prevaleciente, era poco probable que esta parte del programa de re-equipamiento pudiera haberse cumplido. Recien en 1947 hallamos evidencias del renovado deseo, por parte de la ARA, de obtener un portaaviones. En una carta fechada 20 de Diciembre de 1946, W.H. Collin, Vice-Presidente de la División Astilleros de la Betlehem Steel Company informa al Secretario de Estado de los EEUU que la firma que él representa ha recibido una invitación del gobierno argentino para someter propuestas para la construcción de un portaviomes escolta, un crucero liviano, cuatro destructores, 3 submarinos, un buque-taller, un petrolero y un transporte de tropas para la ARA.

En una carta fechada 9 de Enero de 1947, el Secretario de Estado informa a Collins que el gobierno de los EEUU ha estudiado detenidamente esta propuesta, y que "por el presente, la política del gobierno de los EEUU es la de no proveer armas, armamentos o buque de guerra a un número de gobiernos extranjeros, inclusive el de la Argentina, y que en vista a dicha política, el Departamento de Estado no otorgaría una licencia de exportación, en caso de que estos buques sean construídos en los EEUU". (2)

Las relaciones diplomáticas entre los EEUU y la República Argentina mejorarían en años venideros, de tal forma que en 1950 el gobierno argentino cursa la siguiente nota al embajador norteamericano en Buenos Aires:

Ministerio de Relaciones Exteriores No. 369-Año del Libertador General San Martín, Buenos Aires, 23 de Febrero de 1950.

Señor Embajador:

Tengo el agrado de dirigirme a Vuestra Excelencia con el objeto de llevar a su conocimiento que el gobierno argentino desea modernizar el material de que dispone la Marina de Guerra Nacional. Con este motívo, me complazco en solicitar de Vuestra Excelencia quiera tomar a bien transmitir al Departamento de Estado el pedido que oficialmente se formula por la presente, para que, en virtúd de lo dispuesto en la "Ley de ayuda para la defensa mutua de 1949", y teniendo en cuenta lo consignado por la Resolución Pública No.82 del 15 de Junio de 1940 , se considere la posibilidad de transferir elementos de la Marina de Guerra de los Estados Unidos de América a la Marina de Guerra de la República Argentina.
La solicitud que se se formula tiene fundamentalmente en cuenta la necesidad de atender al alistamiento de las fuerzas navales de este país para colaborar en la defensa continental, en cumplimiento de los compromisos contraídos por los Estados americanos.
Por otra parte, me es grato señalar a la consideración de Vuestra Excelencia que han decidido a este gobierno a efectuar esta gestión diversas comunicaciones de la Marina de Guerra estadounidense que por varios conductos se han hecho llegar, que indican la oportunidad de concretar en forma oficial las necesidades de la Armada Nacional para lograr el objetivo enunciado.
Los estudios que al respecto se han realizado han permitido llegar a la conclusión de que es necesario incorporar a la Marina argentina los elementos adecuados para adiestrar al personal que constituíra el núcleo de las fuerzas necesarias en tiempo de guerra, capacitadas para la defensa de los intereses nacionales en el mar y en el concepto de que la Repüblica, en el orden naval, colaborará en la medida de sus posibilidades en la defensa del continente, en la que le correponderán tareas de importancia

Los elementos en cuestión son :

1( un) Portaaviones Escolta, con su dotación de aviones y remplazos

3 (tres) Cruceros ( un Crucero pesado y dos livianos, o dos Cruceros pesados y uno liviano)

5 a 7 (cinco a siete) Destructores Escolta

8 1 10 (ocho a diez) Destructores tipo Flota

2 (dos) submarinos de entrenamiento

La lista precedente ha sido confeccionada tomando en cuenta la capacidad normal de absorción, fundada en la disponibilidad de personal técnicamente apto, la capacidad de mantenimiento y reparaciones, el esfuerzo financiero admisible y la relación entre los requerimientos en tiempo de guerra y los nucleos adiestrados en tiempo de paz.

A esta relación se agregan los elementos complementarios tales como : equipos para montar los centros de adiestramiento correspondientes al material que se incorpora, radar, detectores y redes anti-submarinas, equipos para la lucha anti-submarina, equipos para la lucha anti-minas, etc. y en especial todo lo relativo a la aviación naval.

A medida que se incorporen las unidades mencionadas es propósito de las autoridades navales pasar a desarme los buques correspondientes que actualmente estan en servicio en la Marina argentina, de manera que los elementos incorporados signifiquen una modernización y no un aumento del poder naval del país.

He de agradecer a Vuestra Excelencia, que teniendo en cuenta la razones de oportunidad a que se ha hecho referencia anteriormente, quiera tener a bien hacer conocer a la brevedad posible al Departamento de Estado las necesidades arriba expuestas, dejando para más adelante las listas detalladas, el escalonamiento en tiempo de las transferencias y su financiación.

Dios Guarde a Vuestra Excelencia

Hipolito J. Paz
Ministro de Relaciones Exteriores y Culto

A Su Excelencia el señor Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de los Estados unidos de América, D. Stanton Griffis.

Un despacho de la embajada norteamericana en Buenos Aires al Departamento de Estado clarificaba la situación :

" Adjunto (hallaran ) el texto y traducción sumaria de la Nota No. 359 del Ministerio de Relaciones Exteriores, recibido hoy en día, referente al deseo de la marina de guerra argentina de obtener varios buques y equipos complementarios. La Argentina no ha ratificado el Pacto de Río y comprendiendo que ese país, por lo tanto puede no ser elegible a obtener equipo bajo las provisiones del Acta de Defensa Mutua de 1949, la nota hace referencia a nuestra Resolución Publica No.83 del 15 de Junio de 1940, bajo la cual el equipo deseado puede ser obtenido.

Tengo entendido que el jefe de nuestro grupo de consejeros navales y el Agregado Naval han comunicado directamente a su departamento la ansiedad de la marina de guerra argentina de no ser excluída cuando buques y otros materiales sean asignados las repúblicas americanas " (3)

El Congreso argentino ratificó el Pacto de Defensa de Río de Janeiro el 28 de Junio, tres dias despues de haber estallado la guerra de Corea. Debemos preguntarnos que curso dieron las autoridades norteamericanas al substancial pedido de unidades navales por parte de la cancillería argentina. Ante la ausencia de documentos que puedan afirmar o contradecirnos, los EEUU acordaron vender dos cruceros livianos de la clase "Brooklyn" a tres paises sudamericanos; Argentina, Brasil y Chile, cada uno de los cuales pudo de esta manera adquirir dos unidades . Como es de dominio público, aquellas naves asignadas a la Argentina fueron el ex-U.S.S. Phoenix (CL 46) que en nuestra armada se convertiría en el "17 de Octubre", y más luego en el "General Belgrano", y U.S.S. Boise (CL 47). que seria bautizado "Nueve de Julio" al afirmarse el pabellón argentino el 12 de Abril de 1951. (4)

Recién en 1955 , hallamos nueva referencias al requerimiento de un portaaviones por parte de la ARA. El 27 de octubre de ese año, nuestro embajador en Washington envia una nota a John Foster Dulles, Secretario de Estado en la que expresa :

Señor Secretario : Tengo el honor de informarle que mi gobierno desea adquirir un portaviones (CV.L. ) y aviones correspondientes. Es de esperar que la operacióm deba ser similar an su forma a aquella bajo la cual se adquirieron el ex-USS "Boise" y el ex-U.S.S. ""Phoenix" .Demas que decir que no hallamos respuesta alguna a dicha nota en las cajas de correspondencia diplómatica que se encuentran en los Archivos Nacionales de Washington (5 )

.Sin embargo, en una nota fechada 7 de Febrero de 1957, hallamos un pedido efectuado por el Embajador argentino en Washington Dr. Adolfo A. Vicchi:

"1-El embajador indicó que deseaba referirse nuevamente al tema del portaaviones. Han recibido una oferta firme de parte de los británicos, agrego por la venta a la Argentina de un portaaviones de la clase "Magnificent". Esto, sin embargo seria costoso y la marina de guerra argentina quisiera proponer que los EEUU consideren las posibilidades de proveer un pequeño portaaviones de escolta de la clase "Sicily". Este sería utilizado solamemnte para funciones de entrenamiento. La marina argentina considera que en para poder desarrollar su capacidad anti-submarina , debería entrenar y preparar a su personal en buques de este tipo. Si dicho buque puede ser obtenido en los EEUU, sería de gran valor para ambos, la Argentina y la defensa del hemisferio.

Mr. Rubottom dijo que no veía posibilidad alguna de que los EEUU modificaran su política ya establecida en estos asuntos. El embajador agrego que había sido instruído a presentar ese pedido y pidió que los EEUU lo considerasen. Mr. Rubottom prometío asi hacerlo " En una reunión posterior, que tuvo lugar el 19 de Marzo, Rubottom manifestó al Embajador Vicchi que " en lo referente al tema del portaaviones, no había posibildad alguna de facilitar una nave de este tipo a la Argentina. ( 6)

El proximo documento que hallamos, es un telegrama de la embajada norteamericana en Buenos Aires fechado 1 de Marzo de ese año:

" El Ministerio de Marina argentino anunció oficialmente el 28 de Febrero que había vendido los acorazados " Moreno " y Rivadavia, asi como el guardacostas "Pueyrredón"....El Ministerio de Marina agregó que dichos buques serian reducidos a chatarra, y que consideraba el momento oportuno, debido al alto precio (prevalente en el mercado) por dicha chatarra". (7)

No es necesario agregar que el precio de dichas ventas fue utilizado para adquirir al ex-H.M.S. "Warrior", de la armada inglesa, que se convertiría en el A.R.A. "Independencia", nuestro primer portaaviones. Las tratativas para la adquisición de esta unidad se iniciaron en 1957, y por decreto del 16 de Septiembre de 1958 se convalida su compra, satisfaciendo así a un justo requerimiento por parte de nuestra armada.

Notas


(1) Documento No. 835.796./90, 2 de Septiembre de 1938 Embajada de los EEUU de Norteamerica en Buenos Aires al Departamento de Estado en Washington

(2) Documento No 835.34/4-3047, 9 de Enero de 1947, Secretario de Estado a Mr. W.H. collins, Presidente de la División Astilleros de la Bethlehem Steel Co

(3) Hipolito J. Paz, Ministro de Relaciones Exteriores y Culto, en nota no. 359, fechada el 23 de Febrero de 1950 a Stanton Griffis, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de los Estados Unidos de América en Buenos Aires Documento No. telegrama No. 337, 1 de Marzo de 1950 de la embajada nortemericana en Buenos Aires al Departamento de Estado

(4) Arguindeguy , Pablo. E. , Apuntes Sobre los Buques de la Armada Argentina ( Comando en Jefe de la Armada, C Secretaria General Naval, Departamento de Estudios Historicos Navales, Serie B, Historia Naval Argentina, vols. 1-8 ,Buenos Aires, 1972), ) : V, ; 3050-52, 3064 el Clte. Pablo. E. Arguindeguy

(5) Documento 735.5 MSP/10-2755 Fernando García Olano, Chargé d Affaires, Embajada Argentina en Washington D.C., al Secretario de Estado. Mr. John Foster Dulles


(6) Documento No. 735.562/2/-757 Memorandum de Conversación, Departamento de Estado, 7 de Febrero de 1957, En Otro Memorandum, documento 735.56/2-1 fechado 19 de Marzo de 1957.

(7) Documento no, 735.5621/21-157, Telegrama fechado 1 de Marzo de 1957, Embajada de los EEUU en Buenos Aires al Departamento de Estado


Fuente

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Argentina durante la Segunda Guerra Mundial

Mensaje por Esteban McLaren el Miér Dic 18, 2013 8:11 am

Thread Incidente entre Inglaterra y Argentina, 17 Diciembre 1939?

Sid Guttridge
Voluntario de 2da EA
Publicado: 13 Ene 2009 02:07 pm Asunto: Incidente entre Inglaterra y Argentina, 17 Diciembre 1939?

--------------------------------------------------------------------------------

En el foro "Axis History Forum", un autor dice que, en el 17 Diciembre 1939, un cañonero Argentino disparó sus cañones antiaereos contra un avion de un crucero ingles.

Es verdad?

Saludos,

Sid Guttridge.


Esteban McLaren
Fundador

Brunner!!!!... Georg!!!! Llamado para Uds... jejeje
_________________

G.v. Rauch
Cabo Principal FAA

--------------------------------------------------------------------------------

Esteban McLaren escribió:
Sid Guttridge escribió:
En el foro "Axis History Forum", un autor dice que, en el 17 Diciembre 1939, un cañonero Argentino disparó sus cañones antiaereos contra un avion de un crucero ingles.

Es verdad?

Saludos,

Sid Guttridge.


Brunner!!!!... Georg!!!! Llamado para Uds... jejeje

No vi semejante afirmacióm em libros sobre la ARA, o documentos Consulares Americanos...
_________________


Sid Guttridge
Voluntario de 2da EA
Publicado: 15 Ene 2009 12:01 pm Asunto:

--------------------------------------------------------------------------------

Hola GvR,

Gracias. me pareció dudoso.

Sid.

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Argentina durante la Segunda Guerra Mundial

Mensaje por Esteban McLaren el Miér Dic 18, 2013 8:12 am

Thread Pilotos Argentinos en la Segunda Guerra MUndial

Original de Brunner

Pilotos Argentinos en la 2da. Guerra Mundial-Un libro reconstruye la apasionante historia Más de 550 pilotos de la Argentina pelearon en la Segunda Guerra Volvieron 300; 122 murieron en combate

BAHIA BLANCA.- Hubo un tiempo en que Patoruzú estuvo en el frente, surcó los cielos y formó parte de las fuerzas aliadas. Sí que lo hubo. Fue durante la Segunda Guerra Mundial. "Hacete un lau...". La silueta del cacique desafiaba al ejército alemán desde dos escuadrones de cazas y "mosquitos". Al mando de esos y otros aviones iban por lo menos 554 pilotos provenientes de la Argentina. Se habían ofrecido para combatir con la Royal Air Force (RAF), con los aliados. . En su gran mayoría eran hijos de inmigrantes. Querían "evitar que la Alemania nazi se extendiera". Otros eran criollos y sentían la responsabilidad de "ayudar". Muchos, muchísimos, eran jóvenes. Así fue como desaparecieron los principales equipos de rugby de Rosario y de Capital Federal. ¿Qué fue de ellos? Unos 300 regresaron a nuestro país, 122 murieron en combate y el resto quedó disperso en Nueva Zelanda, Inglaterra, Canadá y Estados Unidos. . Esta apasionante historia fue desentrañada por dos investigadores de esta ciudad: Oscar Rimondi y Claudio Meunier. Ellos tienen confirmados los 554 nombres de los pilotos que, desde nuestro país, se lanzaron a la Segunda Guerra bajo la bandera inglesa, pero con orgullo argentino. Lo hicieron de manera voluntaria y a título personal, porque el gobierno de nuestro país se mantuvo neutral hasta casi la finalización de la contienda. . Los aviones no sólo estaban pintados con las creaciones de Dante Quinterno, sino que algunos reprodujeron figuras de Molina Campos y fueron donados por argentinos: "Desde nuestro país se compraron dos escuadrones completos de aviones; uno de cazas y otro de los denominados "mosquitos". Esto representó mucho dinero que entregaron particulares", dijo a LA NACION Oscar Rimondi. . El agradecimiento de los ingleses no se hizo esperar y un integrante del gabinete de Winston Churchill, sir Stafford Crips, envió una carta a una familia de apellido Bridges -una de las primera que pobló Tierra del Fuego- porque había donado un Spitfire al que llamaron "Fire land". . El representante de Gran Bretaña reconoce allí lo que los Bridges hicieron desde "el fondo de la tierra del fuego". . Ellos estaban dispuestos a colaborar con la causa como sea. Rimondi cuenta que lo que hicieron en primer lugar fue enviar a uno de sus hijos como voluntario, pero como tuvo que regresar a Buenos Aires porque sufría una enfermedad, decidieron comprar el avión para enviarlo a la RAF. . La escuadra Olivos . "Hay documentación que es emocionante. La escuadra de Spitfire se completaba con nombres que reproducían los barrios de Buenos Aires, como Hurlingham y Olivos -dijo-. Ya se habían donado otros cuatro que fueron bautizados Pampero I, II, III y IV." . De ese escuadrón, que llevaba el número 164, queda un solo piloto vivo. Es Ronald Sheward, que hoy tiene 92 años y prometió que vendrá al encuentro que los investigadores y al menos 30 veteranos de guerra tienen programado para octubre próximo. . Alas de Trueno es el nombre del libro escrito por ellos, el que cuenta esta fascinante historia de estos jóvenes, en su mayoría argentinos, pero también franceses e ingleses. Todos ellos vivían en nuestro país y habían estudiado aquí. "Tenían títulos muy valiosos. Todo está debidamente documentado", dijo Rimondi. . El libro, editado en inglés y en castellano, será presentado en octubre en el Museo Nacional de Aeronáutica de Morón. . Ya se dijo que de los 554 aviadores, 122 murieron en combate, unos 300 volvieron a nuestro país y el resto se dispersó entre Nueva Zelanda, Canadá, Inglaterra y Estados Unidos. Otros quedaron ligados a las fuerzas aéreas de sus países o contribuyeron a la creación de nuevas aéreas, de acuerdo con el investigador. La Argentina entregó muy buenos pilotos. Muchos de ellos se destacaron y participaron en momentos clave de la contienda. . Volver . El argentino Angel García Bollini tomaba unos cursos de aprendizaje en cazabombarderos en la base norteamericana Pearl Harbor justo cuando se produjo el ataque. Sobrevivió y llegó a ser instructor. Su inmediato superior lo asignó a la preparación de los pilotos encargados del ataque a Japón. Su jefe era nada menos que Jimmy Doolitle. Angel vive y tiene 90 años. . "En un momento, el gobierno de Estados Unidos le ofreció a García Bollini la ciudadanía norteamericana y él les dijo que no. El argumento fue que tenía que volver a su país, la Argentina, para aplicar sus conocimientos", contó Rimondi. . Ronald Deaintree fue otro de los que llevaba a la Argentina dentro y decidió volver una vez que finalizó la guerra. Regresó a Buenos Aires y formó parte de las primeras tripulaciones de Aerolíneas Argentinas, hasta llegar a ser jefe de los Jumbo 747. Fue piloto del ex presidente Arturo Frondizi. . Hubo una mujer, Maurineen Dunlop, criada en Río Negro (en la estación Pilcaniyeu) que se ofreció como voluntaria para enrolarse como enfermera. Pero le vieron pasta, y condiciones, como para ser piloto. . La RAF decidió entrenarla y estuvo al frente de cazas y mosquitos para realizar servicios de transporte. Ella también regresó a la Argentina y fue incorporada a la Fuerza Aérea como instructora de los bombarderos Lancaster, que nuestro país compró una vez terminada la guerra. . Más tarde se casó y se fue a vivir a una zona rural de Surrey, en Inglaterra, donde instaló un aras para la compra y crianza de caballos árabes. "Milla Lauquen" es el nombre que eligió para ese lugar. Laguna dorada, en mapuche. . El sobrino del Perito . Ricardo Moreno, sobrino del periodista Pascasio Moreno, es otro de los nombres que aparecen destacados. Hoy vive en Canadá. . "Estamos conectados con alrededor de 85 de aquellos pilotos que fueron voluntariamente a la guerra. La mayoría tiene nombre inglés, pero cada vez que hablamos con ellos sale a la luz el criollo que hay en cada uno de ellos -dijo Rimondi-. Uno que vive en Vancouver siempre empieza sus mails con alguna octavilla del Martín Fierro. Y nos cuenta que está encantado cuando va al supermercado y encuentra yerba o algún vino de Mendoza." . Uno de esos tantos hombres de nombre inglés es James Stanley Watt, el piloto cuya historia reprodujo LA NACION esta semana. . Era angloargentino y fue condecorado dos veces por el rey Jorge VI. Logró llevar adelante 47 misiones en un cazabombardero y fue derribado en terreno holandés, cuando regresaba desde Alemania a su base. . Su hermano Frank, también piloto y también merecedor de aquella distinción, una vez concluida la conflagración mundial regresó a la Argentina y con el tiempo fue comandante de Austral Líneas Aéreas. Hoy vive entre Buenos Aires y Canadá. . Gracias a las investigaciones de Rimondi, Meunier y otro investigador de origen holandés se supo, 45 años más tarde, que James Stanley Watt había caído en el bosque de Alphen, en Holanda, cuando lleva una bomba de 1800 kilos en su avión Stirling. . Los Watt eran cuatro hermanos y los cuatro fueron pilotos de la guerra. Percy murió como James, pero Alpin sobrevivió, igual que Frank. . Su abuela, Clara Allyn, fue una de las maestras que trajo Domingo Faustino Sarmiento como parte de su plan de capacitación de educadores para la escuela argentina. . Por Oscar R. Baltián Corresponsal en Bahía Blanca . Voluntarios . 554: ésa es la cantidad de pilotos angloargentinos registrados como voluntarios en la Real Fuerza Aérea durante la Segunda Guerra Mundial. . 122: fueron los que fallecieron en combate; 300 regresaron a la Argentina. El resto se dispersó en países como Inglaterra, Canadá, Nueva Zelanda y Estados Unidos. . Presidencial: uno de los veteranos que regresó a la Argentina fue Ronald Deaintree, que formó parte de las primeras tripulaciones de Aerolíneas Argentinas y fue piloto del presidente Arturo Frondizi. . Cuatro hermanos: los hermanos James, Frank, Alpin y Percy Watt, fueron voluntarios. Sólo sobrevivieron a la guerra Frank y Alpin.


--------------------------------------------------------------------------------


IA-37P
Moderador
Publicado: 25 Ago 2008 01:32 am Asunto:

--------------------------------------------------------------------------------

Brunner tengo un reportaje que se realizó a uno de estos pilotos argentinos que combatieron en las filas de la RAF. Si te interesa te lo paso.

Saludos.
IA-37P


Tintxo
Moderador
Publicado: 25 Ago 2008 03:18 am Asunto:

--------------------------------------------------------------------------------

Arne, Daniel: Hace un tiempo puse un post con un site que trata el tema: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Sds.


IA-37P
Moderador
Publicado: 09 Dic 2007 05:32 pm Asunto:


Muy interesante el link. Gracias Tintxo. Tiene muy buenas fotos.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Saludos.
IA-37P

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Argentina durante la Segunda Guerra Mundial

Mensaje por Esteban McLaren el Miér Dic 18, 2013 8:12 am

Tambores de Guerra Argentina a 70 años del inicio de la II Guerra Mundial
10:00 | 01/ 09/ 2009

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


El 1 de septiembre de 1939 las fuerzas militares de Alemania invadían el territorio de Polonia y se daba inicio a una nueva guerra mundial que en principio se desarrollaría en Europa y sus colonias, pero luego se extendería prácticamente a todo el globo terráqueo.

Nuestra América y en especial Argentina se mantendría neutral durante casi todo el conflicto mundial, al igual que numerosos países iberoamericanos. Es más, uno de los países que seria mas beneficiado con ese conflicto; Estados Unidos de Norteamérica se incorporaría recién a fines de 1941.

Hace pocos días, el director del Instituto de Historia (Academia de Ciencias de Rusia) Alexandr Chubarian, que investiga el Pacto Molotov-Ribbentropp (entre la Unión Soviética y la Alemania Nacionalsocialista), demistifica al mismo pues se lo consideraba para la historiográfica occidental el causante de la aventura de Hitler, y con datos concretos refuta esa versión maniquea de la historia.

Y no, por ejemplo, el acuerdo de Munich donde las dos potencias militares de la época Inglaterra y Francia claudicaron ante Hitler entregándole Chescolovaquia.

Igual nos ocurre a los argentinos, pues se instaló en la historia una tesis que intenta imponer la "irracionalidad" argentina frente a la segunda guerra mundial y ello se basó en la propaganda política de los Estados Unidos contra una Argentina que se oponía a sus intentos de hegemonía y de conducción de la región sin interferencia.

Para la época de la iniciación del conflicto armado gobernaba la Argentina Roberto M. Ortiz y Ramón Castillo que asumieron en 1937 en la denominada "década infame" donde la corrupción y el fraude conocido como "patriótico" gobernaban, es mas su triunfo estuvo marcado por el fraude y la violencia (muertos y heridos en unas elecciones en las que solo votaban los hombres).

Estos gobiernos legales pero ilegítimos serian los que agobiaban a una sociedad que quería cambios profundos en su seno. Detrás de estos dos hombres, volaba la sombra del General Justo (el monje negro de la política argentina desde el golpe militar de 1930). Personaje conservador muy ligado a la oligarquía e ideológicamente identificado con las ideas del liberalismo económico ortodoxo y a Inglaterra, su muerte en 1943, deja al sector conservador de la argentina sin un referente de envergadura en la política nacional.

La Argentina tenía para ese periodo una triangulación económica en su comercio exterior: Inglaterra era su principal cliente comprador de los productos alimentarios que proveíamos (pacto Roca Runciman) y Estados Unidos de Norteamérica era nuestro proveedor de bienes de capital y manufacturas (que cubría una incipiente industria sustitutiva, de mala calidad y que había crecido sin planificación). Inglaterra ya había iniciado su decadencia política y económica pero las clases dirigentes conservadoras argentinas seguían aferrados a la relación con Inglaterra.



Una Neutralidad muy particular

Así como la Argentina fue neutral en la Primera Guerra Mundial al inicio de la Segunda intento mantener esa misma línea. Desde la segunda guerra se trata de hacer creer en el conciente colectivo argentino que la neutralidad fue por presiones de los sectores pro Eje (Alemania-Italia), pero la realidad es que la neutralidad fue aconsejada por Inglaterra.

El aporte de Argentina a los aliados fue gigantesco ya que comercio durante toda la guerra solamente con el mercado ingles y aliado (represento el 40% del consumo de carne británico), desde el punto de vista económico la Argentina no fue neutral pues abasteció a los aliados, y esto se realizó sin pago inmediato por parte de Inglaterra y ello dio lugar a las llamadas "libras bloqueadas" al terminar la guerra e intentar la argentina cobrar.

Desde el mismo inicio de la guerra, en realidad se paralizó todo comercio exterior con Alemania y los países del Eje.

Los británicos no estuvieron de acuerdo con la tesis intencionada de los estadounidenses de que la Argentina era neutral por motivos ideológicos pro Eje. Eso los llevó a enfrentarse con EE.UU. cuando este último intentó imponer sanciones a la Argentina a los finales de la guerra. Es más, los ingleses temían que el abandono de la neutralidad argentina les causaría un grave problema de desabastecimiento y con ello un deterioro del esfuerzo de guerra aliado.

El enfrentamiento diplomático con Estados Unidos no se dio en la guerra sino mucho tiempo antes en las conferencias panamericanas de Buenos Aires de 1936, la de Lima de 1938 y la de la Habana de 1940 como vemos todas cuando aun Estados Unidos no había entrado en la segunda guerra mundial. Luego del ataque Japonés a Pear Harbour en diciembre de 1941, es cuando ese Pais intenta que todo el continente le declare la guerra al Eje, en la Conferencia de Ministros de Relaciones Exteriores Americanos de Río de 1943. Argentina logra cambiar el documento oficial en el que se "recomienda" a los países del continente, quedando el libertad cada uno de romper o no las relaciones diplomáticas.

Internamente en la Argentina; la neutralidad tenia sus seguidores en: sectores militares, católicos y nacionalistas, los pro aliados se encolumnaban en los cuestionados partidos políticos tradicionales, el PC argentino recién después de la invasión de Alemania a Rusia y los Socialistas; y los pro eje podemos encontrarlos en algunos sectores duros de los militares y en grupos minoritarios de la política nacional, que no tenían ni fuerza ni poder para imponer su tendencia.

Argentina fue neutral junto con Suiza, Suecia, Turquía, España, Irlanda y Portugal (no olvidemos que en esa época África y gran parte de Asia eran colonias de Países Europeos). Igualmente en América fueron neutrales hasta ultimo momento: Venezuela, Ecuador, Uruguay, Paraguay, Perú y Chile y que con escasa diferencia de tiempo todos estos países le declararon la guerra al Eje. Argentina declararia la guerra al eje en marzo de 1945.

Todos estos acontecimientos que estamos describiendo sobre la situación política interior y exterior de argentina desembocara en la denominada Revolución del 43.

Dando inicio a un cambio profundo cambio en nuestra historia política con la aparición del Peronismo que se fogueara en los enfrentamiento del entones Coronel Perón y el embajador norteamericano en argentina Braden. (Autor del mito del nazi fascismo argentino).

Un alzamiento popular exigirá la liberación de Perón que congregara a miles de personas que ocuparan Plaza de Mayo, y movilizaciones en todo el interior del Pais, Perón será liberado.

Argentina estaba comenzando una de las etapas más relevantes de su historia republicana, que encontrara fuerte resistencia en el gobierno norteamericano por las medidas punitivas que aplicara a causa de la posición política de Argentina desde 1936 a 1945. La Argentina establecerá a los pocos días de la asunción de Perón (1946), como presidente las relaciones diplomáticas con la Unión Soviética, y se iniciara en el Pais un gigantesco esfuerzo para trasformar un pais semicolonial en una nación desarrollada social, económica y tecnológicamente y con una política exterior basada en el no reconocimiento de zonas de influencias sino en una tercera posición embrión de los no alineados. Pero esa es otra historia.

1 de septiembre de 2009.-

Lic. Carlos A. Pereyra Mele

Centro de Estudios

Estratégicos Suramericanos CeeS

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDIRÁ OBLIGATORIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

Esteban McLaren
Administrador
Administrador

Mensajes : 678
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Argentina durante la Segunda Guerra Mundial

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.